Multitudes en Úbeda para recibir a Melchor, Gaspar y Baltasar

Baltasar lanzando caramelos durante la cabalgata.
Baltasar lanzando caramelos durante la cabalgata. / ROMÁN
  • Los Reyes Magos recibieron a los niños ubetenses para escuchar personalmente sus deseos

Una jornada soleada y con cielos despejados, las numerosas actividades programadas, el inicio de un fin de semana más largo de lo habitual como reclamo turístico y la consideración de Úbeda como referente comercial y cultural en la comarca de La Loma, fueron algunos de los factores que influyeron en el hecho de que la de ayer fuera la cabalgata de Reyes Magos más multitudinaria que se recuerda en la ciudad. Así lo aseguraban técnicos veteranos y personal responsable de estos menesteres.

Ciertamente, por la tarde, las calles estaban a rebosar al paso del desfile, en el que participaron trece carrozas, dos de ellas realizadas gracias a la colaboración del colegio Salesiano, que fueron junto a algo más de una decena de pasacalles de gran formato sobre animales, fantasía, 'Star Wars' y todo tipo de personajes infantiles del cine y la televisión. Y no faltaron las tres bandas de cornetas y tambores acompañando a Melchor, Gaspar y Baltasar (María Santísima del Amor del Borriquillo, María Santísima de las Penas de la Sentencia y la banda de la cofradía de la Columna).

Tanto los Magos de Oriente como su séquito lanzaron más de 3.000 kilos de caramelos y otro tipo de golosinas, así como más de 2.000 regalos variados, mediante unos vales que fueron dentro de unas bolas de plástico blando, los cuales se podrán canjear en los establecimientos colaboradores hasta el 31 de enero.

Más de dos horas estuvo la cabalgata recorriendo las principales calles de la ciudad hasta desembocar en el Ayuntamiento, donde Sus Majestades se despidieron de todos los ubetenses asomándose a los balcones de la fachada principal para lanzar un última remesa de caramelos, golosinas y bolas con regalos, antes de iniciar su tarea de reparto de juguetes por los hogares.

Sus Majestades llegaron en coches antiguos.

Sus Majestades llegaron en coches antiguos. / ROMÁN

Recepción

Para conocer los deseos de los niños ubetenses, por la mañana atendieron personalmente a todos los que lo desearon en la sala del Buzón Real del Hospital de Santiago. También hubo pasacalles de personajes infantiles y de la Agrupación Musical Ubetense junto con los Bomberos, que llevaron los juguetes recaudados en su campaña solidaria para entregarlos a los Reyes Magos. Y en la Ciudad de los Niños del patio trasero del centro cultural la actividad fue frenética.

Respecto a la tarde, las bandas de pajes reales recorrieron diferentes itinerarios hasta confluir en el Hospital de Santiago, donde recogieron a Melchor, Gaspar y Baltasar que esperaban montados en coches antiguos, para acompañarlos hasta el Ayuntamiento donde les aguardaban sus carrozas para iniciar la cabalgata.

Los emisarios de los Reyes Magos en Úbeda fueron elegidos por sorteo entre los ciudadanos que presentaron su solicitud. David Expósito Corral, Francisco Javier Reyes Redondo​ y Juan Manuel Garrido Delgado se encargaron así de ayudar a Melchor, Gaspar y Baltasar, respectivamente.