Un experimento de Salesianos podría ir a la Estación Espacial Internacional

Grupo de profesores de Salesianos tras recibir la pequeña computadora.
Grupo de profesores de Salesianos tras recibir la pequeña computadora.
  • El centro ha sido seleccionado junto a otros grupos escolares de Europa en un concurso patrocinado por la NASA a través de la Agencia Espacial Europea

Alumnos y profesores del colegio Salesiano Santo Domingo Savio de Úbeda tienen la oportunidad de diseñar un experimento para desarrollarlo en el espacio, concretamente en la Estación Espacial Internacional que está en órbita alrededor de la Tierra. Es así gracias a que el centro ubetense ha sido seleccionado para participar en el primer desafío europeo Astro Pi, que es el nombre de una pequeña computadora desarrollada por la Fundación Raspberry Pi en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA).

El concurso, patrocinado por la NASA a través de la ESA, se dirige a grupos de escolares menores de 16 años, a quienes se invita a plantear un experimento científico y a desarrollar su correspondiente algoritmo para programarlo en el dispositivo interno de la computadora, utilizando un lenguaje de programación de alto nivel (Python). Para trabajar en ello, los centros ya seleccionados de toda Europa, entre los que se encuentra el colegio ubetense, han recibido una réplica de la computadora Astro Pi, similar a la de la Estación Espacial Internacional.

Una vez diseñados, los códigos de los mejores experimentos se enviarán al módulo europeo de la plataforma que está en órbita, llevándose así a cabo en el espacio los proyectos de los estudiantes, para los que es posible utilizar los diferentes sensores del dispositivo que sirven para procesar información sobre las características del entorno espacial (detectar movimientos, medir humedad, temperatura y presión, o detectar radiación).

En Salesianos ya recibieron su réplica de la computadora con sensores, con la que trabajarán durante los meses de enero y febrero para planificar su 'misión' espacial. En primer lugar tendrán que familiarizarse con el funcionamiento del dispositivo Astro Pi, el tipo de tareas que realizan los astronautas en órbita y los parámetros técnicos que se pueden medir.

Posteriormente, una vez enviada su propuesta, con la que en principio plantean estudiar la radiación cósmica que penetra en la Estación Espacial Internacional y que pone en peligro la vida de los astronautas, deberán esperar hasta el 15 de marzo para saber si definitivamente su experimento se realiza en el espacio. De ser así, después tendrían acceso a todos los resultados obtenidos.

El objetivo de esta iniciativa es que los alumnos, con la ayuda de sus profesores, aprendan en los ámbitos de la ciencia y la codificación. Y es que permite desarrollar habilidades en la ciencia (a través de la definición del experimento) y en la informática (con la escritura del algoritmo en el lenguaje Python que debe dar las órdenes a la máquina).

Un embajador de ciencias

El colegio Salesiano de Úbeda también está de enhorabuena porque uno de sus profesores del área de ciencias, José María Díaz Fuentes, ha sido nombrado 'Scientix Ambassador', o lo que es lo mismo, embajador de la Comunidad Scientix fundada por la Comisión Europea dentro del programa 'Horizon 2020' para la investigación y la innovación, que está coordinado por la European Schoolnet en Bruselas. El ubetense es uno de los 175 nuevos embajadores a bordo de la comunidad de maestros de toda Europa (14 son españoles) gracias a su participación en un programa formativo específico, lo que le da derecho a compartir y publicar proyectos.

Los nuevos embajadores de Scientix están presentes en 36 países de todo el mundo. A pesar de los miles de kilómetros de distancia que les separan, comparten la misma filosofía y la idea de una colaboración reforzada entre profesores de ciencias. Su misión es promocionar y poner en común actividades de Scientix con sus contactos nacionales y locales. Asimismo, desempeñan un papel activo a la hora de respaldar la innovación en la enseñanza de las ciencias en sus países. Su labor es fundamental para la expansión y consolidación de una comunidad cuyos valores residen en compartir buenos ejemplos de docencia, especialmente en el las materias de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, además de asegurarse de que los alumnos cuentan con las competencias necesarias para convertirse en adultos de provecho.