Dimite el coordinador de Ciudadanos en Úbeda por desacuerdos con la forma de hacer política de sus dirigentes

José Aparicio haciendo declaraciones para 9 La Loma esta misma mañana.
José Aparicio haciendo declaraciones para 9 La Loma esta misma mañana. / ROMÁN
  • José Aparicio habla de escaso interés del partido por la provincia y de falta de debate en los foros internos

El coordinador de la formación política Ciudadanos en Úbeda, José Aparicio, presentó su renuncia al desempeño de tal función, al tiempo que formuló su baja como afiliado del partido con fecha 30 de diciembre de 2016, decisión que no ha hecho pública hasta ahora para permitir a sus compañeros de Úbeda reorganizarse, habida cuenta del «cariño y respeto que manifiesto por ellos, dado que habíamos conformado un gran grupo humano, que ha realizado conjuntamente una gran labor».

Entre los motivos que han determinado este paso, Aparicio ha destacado, en primer lugar, «la falta de respeto y consideración a Úbeda y su comarca por los responsables provinciales del partido (subdelegado, Raimundo Prieto, y coordinadora, Raquel Morales), que no han comparecido en esta ciudad durante siete meses, desoyendo el acuerdo unánime adoptado por la junta directiva del partido a nivel local». La última vez fue el último día de campaña electoral, cuando acudieron «a darse un paseíllo y hacerse la foto» en el mercadillo ambulante de los viernes durante cuarenta minutos.

Al mismo tiempo, ha recordado que «ningún responsable autonómico o nacional se ha dignado en visitar nuestra ciudad Patrimonio de la Humanidad, pese a que el máximo responsable del partido en Andalucía, Juan Marín, ha sido invitado en tres ocasiones desde finales de julio del año pasado (una vez por escrito y en dos ocasiones personalmente), y sólo ante las tensas relaciones con la agrupación, se ha dicho que la visitaría en breve». Asimismo, el responsable de implantación del partido como subsecretario nacional, Vicente Castillo, natural de Villanueva del Arzobispo, «ha visitado su pueblo pero nunca se ha puesto en contacto con esta agrupación de Úbeda».

En segundo lugar, dice haber formulado preguntas que nunca han tenido respuesta, salvo una correspondiente al Puente Ariza, que fue objeto de serio trabajo y formulación por miembros de la agrupación. En su opinión, esto pone de manifiesto el desinterés de los responsables provinciales del partido por los asuntos de Jaén y provincia o, al menos, el desconocimiento de los mismos, dado que su presencia en los pueblos «ha sido nula, pese a los requerimientos formulados».

El hasta ahora coordinador de Ciudadanos en Úbeda alega otros motivos, como los esfuerzos realizados durante la última campaña electoral en la que «se nos asignó, junto con la agrupación de Baeza, como zona de campaña a cubrir todo el partido judicial de Úbeda, Baeza y la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas», realizándose «con medios personales no remunerados ni indemnizados, entregándonos sólo una carpa, carteles, globos y octavillas, sin apoyo alguno de la candidata».

Falta de debate

Otra de las razones citadas por Aparicio es la falta de debate, discusión y foros internos donde exponer, compartir y contrastar ideas y propuestas, «dado que en ningún momento se ha realizado reunión alguna del máximo órgano provincial del partido (Subcomité Territorial de Jaén), ni tampoco del comité de campaña electoral, donde se hayan analizado y debatido los resultados electorales, pese a sufrir nuestra candidata dos derrotas al no lograr representación; ni expuesto, ni justificado los gastos electorales de la formación en Jaén». Y afirma que se le han coartado las intervenciones que como coordinador de C's Úbeda ha realizado en el seno de los órganos provinciales del partido con la excusa de «no haber lugar a preguntas en esta reunión», al tiempo que «he sido objeto de descalificaciones en grupos de comunicación interna».

El ex coordinador acusa a la formación de haber coartado la libertad de actuación como agrupación en la localidad, dado que para comparecer en un medio televisivo comarcal hubo que exponer contundentemente su desacuerdo con que acudieran otros miembros del partido provenientes de Andújar y Jaén capital, al tiempo que ha sido objeto de crítica y coacción la realización de actividades a iniciativa de la agrupación ubetense, «que siempre se ha visto presionada en la realización de actos conjuntos con la vecina agrupación de Baeza».

Aparicio también ha expresado su desacuerdo personal con las directrices políticas que el partido sigue a nivel nacional, dado que «no se puede defender un día la supresión de tasas judiciales y al otro votar en contra; condicionar el apoyo a la investidura con la reintegración de tres mil millones de la amnistía fiscal y al otro conformarse con una carta informativa; ser un día socialdemócrata y al otro día amanecer liberal progresista sin consultar a sus afiliados; o perseguir la corrupción y no acordarse de ella en las comisiones de investigación del Parlamento de Andalucía, acordando sólo cambios estéticos en el ámbito fiscal».

Falta de transparencia

Lamenta también Aparicio la falta de estructura democrática y abierta en el partido y denuncia la falta de transparencia en la designación de candidatos o elección de miembros del partido, citando como ejemplo el caso de la coordinadora provincial a quien, asegura, «nadie la ha elegido democráticamente, ni tampoco al Subdelegado».

Expuestas las razones de su marcha, reitera que en Úbeda existe «hasta ahora» un grupo humano válido, aunque escaso, cuyo trabajo, resultados y capacitación «no se corresponden con la escasa capacidad de gestión política de los responsables provinciales, preocupados más por su futuro político que por los problemas reales de los ciudadanos de esta provincia».

Temas