Actividades en San Lorenzo en torno a la exposición 'Rostros del Mediterráneo'

Exposición 'Rostros del Mediterráneo' en San Lorenzo.
Exposición 'Rostros del Mediterráneo' en San Lorenzo.
  • Se desarrollará un taller creativo y dos representaciones sobre los fallecidos en el mar al intentar cruzar las fronteras de Europa

La iglesia de San Lorenzo de Úbeda acogerá este sábado diferentes actividades paralelas y complementarias a la exposición 'Rostros del Mediterráneo, jugarse la vida para no perderla', que desde hace días se encuentra en la sacristía de este espacio recuperado para la cultura por la Fundación Huerta de San Antonio. Una muestra que pretende poner rostro a todas y cada una de las mas de 36.000 personas que han muerto en el Mediterráneo desde el año 2000, mientras trataban de cruzar las fronteras de Europa.

De esta forma, el sábado, a partir de las doce del mediodía, se desarrollará un taller creativo dirigido a todos los públicos y edades, presentado bajo el título 'Ponles rostro'. Todo el que quiera, independientemente de su destreza con el dibujo o la pintura, podrá colaborar con su obra a poner rostro a los desaparecidos en el mar y formar así parte del proyecto global Mediterranean Faces Rostres. El taller correrá a cargo de la artista ubetense Celinda Ojeda, quien ha realizado el trabajo de comisariado de la exposición en San Lorenzo.

Posteriormente, a la una de la tarde, se podrá ver 'Limbo', una performance interpretada y bailado por Marina de Remedios y Carmen Muñoz, del Colectivo Gitanes. Y a la una y media llegará 'Cicatrices', representación teatral que llevarán a cabo miembros de la Escuela Municipal de Teatro 'Ricardo Iniesta' de Úbeda, bajo la dirección de Chelo Valero.

'Rostros del Mediterráneo, jugarse la vida para no perderla' es una iniciativa artística y participativa de la plataforma Stop Mare Mortum para denunciar la muerte de miles de personas en las fronteras europeas y reflexionar sobre la situación que viven los refugiados que intentan llegar a Europa a través del mar Mediterráneo. El propósito es crear una obra por cada persona refugiada, exiliada, desarraigada, inmigrada, que ha perdido la vida intentando cruzar las fronteras en el mar Mediterráneo. Desde el año 2000 han muerto, según cifras oficiales, 36.000 personas.

Hasta ahora, artistas de 17 países han enviado más de 300 obras. Obras llenas de optimismo y esperanza, otras tristes, enfadadas o sangrantes. Cada imagen explica una historia, tiene su personalidad, es diferente y especial. Como cada una de los ahogados en el mar. La exposición en San Lorenzo es posible gracias a la Fundación Huerta de San Antonio y al patrocinio de la librería Libros Prohibidos.

Temas