Exposición del pintor ubetense José María Tamayo, un gran desconocido para sus paisanos

Autorretrato de José María Tamayo.
Autorretrato de José María Tamayo.
  • Alfonso XIII posó para él y, viendo el resultado tan satisfactorio, le concedió una segunda sesión para que pudiera recrearse en los detalles

Dentro de su programación anual, la sala Pintor Elbo del centro cultural Hospital de Santiago de Úbeda acogerá desde este viernes, día 3 de febrero, y hasta el 12 de marzo, una exposición monográfica de dibujos y pinturas de José María Tamayo, prestigioso artista ubetense fallecido en el año 1975, poco conocido y reconocido en su ciudad natal. La inauguración será a las ocho y media de la tarde.

La muestra, que 42 años después de su desaparición pretende hacer algo de justicia a la relevancia de su obra, incluirá creaciones de todas sus épocas, como el retrato que hizo al rey Alfonso XIII, quien posó para él en el Palacio Real durante dos días, algo inusual, o su primer cuadro, un retrato a su abuelo, realizado cuando tenía 12 años de edad.

La exposición está promovida por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y por el hijo del artista, y en su visita a Úbeda cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad. «Vamos a poder disfrutar de la obra de uno de los pintores insignes que ha dado nuestra ciudad», dijo la concejala de Cultura, Elena Rodríguez, durante el acto de presentación al que también asistió Juan Manuel Martín Robles, presidente de la fundación, quien agradeció las facilidades dadas por el Consistorio.

José María Tamayo, nacido en Úbeda en 1888, es seguramente «el gran desconocido para buena parte de los ubetenses», a pesar de tener un gran reconocimiento en su momento a nivel nacional y una fructífera y dilatada trayectoria como docente y pintor. Así lo manifestó la edil, añadiendo que «con esta exposición no sólo queremos difundir su obra, sino también rendirle un homenaje, cumpliendo igualmente un deseo de su hijo, Francisco Tamayo, que ha puesto mucho empeño en que la obra de su padre, que pertenece a la colección familiar, se exponga en la ciudad».

La concejala agradeció además esta oportunidad «única» a otro gran pintor de Úbeda, Antonio Espadas, muy conocido en la localidad y que se ha preocupado por poner en contacto al Ayuntamiento de Úbeda con Francisco Tamayo y la fundación. «Gracias a él estamos hablando hoy de cultura, arte y nuestra historia reciente», dijo.

El Ayuntamiento de Úbeda posee dos obras de José María Tamayo que van a formar parte, de manera excepcional, de esta exposición, y que fueron dos encargos que el Consistorio hizo al pintor. Concretamente, son dos magníficos retratos de dos personajes muy relevantes en la historia de España, como Alfonso XIII y el General Saro. Ambos cuelgan en la actualidad en el salón de plenos del Ayuntamiento.

En este sentido, Rodríguez relató que cuando el cuadro de Alfonso XIII se encargó, el pintor solicitó por escrito al Rey que posara para él y éste accedió, concediéndole una sesión de media hora como era habitual. Pero después, el regidor quedó tan satisfecho que, de forma extraordinaria, le concedió una segunda sesión para que continuara con los detalles. Desde entonces, el monarca lo distinguió con su afecto y admiración. Una vez terminado, el cuadro fue expuesto en Madrid y recibió la visita de la Reina María Cristina que posó ante él, teniendo un gran repercusión en la prensa nacional y extranjera y un enorme éxito de crítica.

Biografía

José María Tamayo Serrano nació en Úbeda en 1888 y falleció en Jaén en 1975. Cursó estudios primarios en Úbeda y Jaén. Tras el Bachillerato que hizo en la capital fue becado por la Diputación Provincial para realizar sus estudios en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid.

Terminó la carrera con brillantes calificaciones en 1914. Después obtuvo el Premio Extraordinario de Colorido y Composición. Y en 1917 ingresó por oposición como profesor de Dibujo Artístico. Pese a otras opciones se quedó en Jaén como profesor de Dibujo de la Escuela Normal. También impartió clases en la Escuela Pericial de Comercio y en la Escuela de Artes y Oficios.

Juan Manuel Martín Robles y Elena Rodríguez en la presentación de la muestra.

Juan Manuel Martín Robles y Elena Rodríguez en la presentación de la muestra.

Obtuvo durante su vida docente y artística importantes premios y galardones. Por ejemplo, Blanco y Negro le concedió un premio de portadas. Y en sus años jóvenes la Asociación de Pintores y Escultores de Madrid le concedió la Medalla de Oro del Concurso de Bellas Artes. A lo largo de su dilatada carrera profesional concurrió a varias muestras de relevancia, como las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de 1924.

En octubre de 1927 inauguró en Úbeda, en el Salón del Círculo Mercantil, la primera exposición que un ubetense hacía en su tierra y fue muy elogiada por la calidad de sus obras. No sólo fue un magnífico retratista sino que también destacó como excepcional paisajista, género en el que mostró siempre su amor por la luz y la naturaleza

La fundación

La Fundación de Arte Ibáñez Cosentino aglutina tres museos en la ciudad de Almería y el museo de Andrés Ibáñez que se encuentra en Olula del Río. Se trata de un ente cultural que no sólo tiene una magnífica colección de obras de arte, entre las que figuran las de su fundador, Andrés García Ibáñez, icono del arte contemporáneo español, sino que además se dedica a la adquisición, conservación, difusión y generación de oportunidades para artistas en general.