Comienzan los trabajos previos para la mejora de la carretera de Solana y Veracruz

Visita al inicio de los trabajos previos.
Visita al inicio de los trabajos previos.
  • La obra tendrá un coste de 438.000 euros y cuenta con un plazo de ejecución aproximado de seis meses

Este martes comenzaron los trabajos previos a las obras de mejora de la carretera que va a las pedanías ubetenses de Solana de Torralba y Veracruz. Una actuación demandada por los vecinos y usuarios de esta vía desde hace más de dos décadas. Por el momento se han iniciado las primeras tareas topográficas y el establecimiento de los puntos donde se va a trabajar. Y en un par de semanas comenzará la intervención en la carretera.

Así lo manifestó la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, quien visitó la carretera junto a los concejales Javier Gámez, María del Carmen García y Magdalena Urrutia y diversos miembros de la empresa Grucal, adjudicataria de la actuación. El arreglo integral de la vía se presupuestó en 498.000 euros, pero tras la adjudicación se produjo una bajada de 60.000 euros por parte de la empresa, por lo que el coste final será de 438.000 euros.

«Hay que destacar de este equipo de Gobierno que, lo que dice, lo cumple. En un año y ocho meses que llevamos mandato estamos trabajando intensamente en el proyecto de ciudad que hicimos con colectivos, asociaciones y la ciudadanía en general de Úbeda y sus pedanías», señaló la alcaldesa. En este sentido, afirmó que la carretera de Solana y Veracruz era uno de los mayores compromisos, ya que era una reclamación firme de los vecinos desde hacía más de veinte años.

Olivares explicó que esta carretera, cuyas competencias recaían en la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, fue acogida por el gobierno del PP como propia «en muy mal estado». «Se produjo la cesión sin el arreglo pertinente», dijo. Asimismo, recordó que durante la corporación de 2007 a 2011, Marcelino Sánchez, anterior alcalde socialista, consiguió una ayuda de 120.000 euros para el arreglo de la vía pero, sin embargo, no tuvo tiempo de invertirla, siendo usado ese dinero por el siguiente gobierno del PP para llevar a cabo un «parcheo», en lugar de invertir y resolver el problema de la carretera de forma integral. «Esto provocó el cabreo de los vecinos, que no vieron ningún tipo de efecto positivo para el tránsito habitual que ellos hacen por esta carretera», destacó Olivares.

La alcaldesa pidió a los vecinos «comprensión y paciencia» mientras se llevan a cabo las intervenciones, aunque se ha llevado a cabo una planificación para que las obras afecten lo menos posible al tránsito de vehículos. En este sentido, explicó que las actuaciones se van a realizar en tres tramos y que existe la posibilidad de entrar a las pedanías por la carretera del Molar, habiendo así vías alternativas.

«Las obras hay que hacerlas, y más en este caso que han sido muy reivindicadas, y llevan su periodo. Es por ello que, aunque desde la administración intentamos que los efectos sean los menos posibles, debe existir paciencia y comprensión por parte de los vecinos», subrayó. Por parte de la empresa, según aseguraron, van a intentar acortar lo máximo posible los plazos de ejecución, establecidos en seis meses. Sin embargo, la duración estará determinada por la climatología.

Temas