Empieza a funcionar el economato 'Pan y Peces' de Cáritas y Acción Católica

Acto de inauguración del economato.
Acto de inauguración del economato.
  • Junto a los alimentos habituales, unas 50 familias pueden retirar productos frescos y congelados así como artículos de limpieza y aseo

Tras mucho tiempo madurando la idea, muchos meses de reuniones, planificación y toma de decisiones, e incluso algunos cambios respecto a lo inicialmente previsto, ya está en marcha el economato 'Pan y Peces', iniciativa asistencial que han puesto en funcionamiento Cáritas Úbeda y la Asociación de Jóvenes de Acción Católica. El lunes se inauguró oficialmente y este martes ya comenzó a dar servicio, atendiendo a familias ubetenses que pasan por momentos difíciles.

Allí, como si de una tienda se tratase, con sus pasillos, estantes, refrigeradores, congeladores y caja, pueden obtener diferentes productos que necesiten. La única diferencia es que, en lugar de pagar con dinero, utilizan una tarjeta que tiene una serie de puntos asignados al mes en base al número de miembros de la familia y a sus necesidades. De esta forma, cada artículo está marcado con los puntos que vale.

El objetivo es que las familias beneficiarias puedan llevarse lo que realmente necesitan. La novedad es que a los alimentos básicos habituales que distribuía Cáritas se añade una mayor variedad, junto con productos frescos y congelados (fruta, verdura, carne y pescado). Y además hay artículos para bebés, de limpieza y de higiene personal. En total, medio centenar de referencias.

Tras barajar diferentes ubicaciones, finalmente se optó por la Casa de la Iglesia situada tras la ermita del Pilar y junto al Parque Norte. Gracias a la colaboración del Ayuntamiento, lo que era el almacén de Cáritas se ha adaptado para acoger la tienda, un pequeño almacén y la zona de recepción. Son unos 120 metros cuadrados.

Según explicó el presidente de Cáritas Úbeda, Juan Luis Millán, en principio se atiende a unas 50 familias ubetenses, que son con las que la organización ya venía trabajando. Cada una recibe un apoyo valorado entre 45 y 50 euros al mes, lo que significa que el economato precisa un respaldo de entre 2.500 y 3.000 euros mensuales, algo que es posible gracias a las colaboraciones que recibe a través de aportaciones concretas o suscripciones.

«No resolvemos la compra de todo el mes pero significa una gran ayuda», dijo, asegurando igualmente que ojalá en el futuro pueda ampliarse el número de familias beneficiarias y el número de productos. Aunque, lógicamente, lo ideal sería lo contrario, pues significaría que muchas personas han salido de su difícil situación.

Paralelamente, Cáritas sigue dando ayudas puntuales para facturas de luz y agua, medicinas o viajes por temas de salud.

Temas