Jugando a la Semana Santa

Una de las procesiones infantiles.
Una de las procesiones infantiles. / ROMÁN
  • Decenas de niños participaron en una nueva edición del certamen de procesiones infantiles

Cientos de personas se congregaron el sábado en diferentes calles del casco histórico para disfrutar de la Semana Santa Chica, una iniciativa promovida desde la Asociación Cultural Cofrade 'El Sudario' con la que los más pequeños, con la ayuda de los mayores, representaron a su manera la Semana de Pasión ubetense. Una propuesta que se unió a la celebración de las Cruces de Mayo en distintos puntos y que también ambientaron la zona monumental durante todo el fin de semana.

Este año las procesiones infantiles se desarrollaron por primera vez en sábado y por la tarde, pues en las anteriores ediciones tuvieron lugar en domingo y por la mañana. Comenzaron a las siete en la plaza de San Pedro. Un buen número de cofradías de la localidad se sumaron a esta actividad en la que los niños y niñas realizaron sus particulares desfiles procesionales, dando forma a una Semana Santa en miniatura en la que no faltó ni un detalle.

Participaron catorce hermandades: Borriquillo, Virgen de Gracia, Santa Cena, Prendimiento, Oración en el Huerto, Columna, Humildad, Sentencia, Jesús Nazareno, Expiración, Angustias, Santo Entierro, Soledad y Resucitado. Tras la concentración, los diferentes cortejos pasaron por las calles Juan Pasquau y Real, donde solicitaron la venia, y prosiguieron por Álvaro de Torres, plaza de Santa Clara, Narváez, Corazón de Jesús, Santo Domingo y Pintor Orbaneja, para finalizar en la plaza Vázquez de Molina.

Después de catorce años de historia, cada vez son más los pequeños que se animan a participar en la Semana Santa Chica, auspiciados por las cofradías ubetenses, encontrando en esta iniciativa su protagonismo y un espacio en el que dar rienda suelta a su propia forma de vivir la Semana Mayor ubetense, como si de un juego se tratara.