Inspirados versos resonaron en diferentes lugares de la ciudad

Recital desarrollado en la Sinagoga del Agua.
Recital desarrollado en la Sinagoga del Agua. / ROMÁN
  • El Encuentro Internacional de Poesía contó con unos 50 participantes de diversas nacionalidades

Versos recitados por sus autores recorrieron diferentes espacio de la localidad durante todo el fin de semana gracias a la cuarta edición del Encuentro Internacional de Poesía que organizó la Asociación República de las Letras, contando con la colaboración del Ayuntamiento de Úbeda. Una cita que logró reunir a más de 50 poetas procedentes de diferentes partes del mundo y que desplegó un amplio programa de actividades.

Las propuestas arrancaron el viernes con la recepción de los participantes en el Hotel Rosaleda de Don Pedro y una posterior visita a la Sinagoga del Agua, un lugar especial donde se desarrolló un recital en el que intervinieron todos los inscritos ofreciendo un breve poema al resto. La jornada acabó con una distendida cena en plan tapeo.

Respecto al sábado, por la mañana tuvo lugar una ruta literaria, momento en el que los versos recorrieron los lugares más emblemáticos del casco histórico. Y tras ello, en el Palacio de Don Luis de la Cueva se celebró una conferencia sobre Miguel Hernández a cargo de Paco Escudero, coordinador del comité del 75 aniversario de la muerte del poeta. Por la tarde, en el mismo lugar, se reanudaron las actividades con un recital y después se pasó a una cena a modo de clausura, en la que se llevó a cabo la entrega de diplomas.

Por último, el domingo, los participantes pudieron disfrutar de una jornada más distendida y turística, ya que se programó una visita guiada con lectura poética al Centro de Interpretación Olivar y Aceite. Así, el encuentro finalizó con una comida preparada para todos a modo de despedida.

Este certamen, coordinado por la ubetense Isabel Rezmo, delegada de la asociación en Úbeda, llegó a su cuarta edición logrando que la poesía sea un elemento dinamizador y consiguiendo reunir a poetas de casi todo el mundo, hecho que demuestra que la poesía no tiene fronteras, ni banderas.

Cada año se intenta traer a gente de diferentes rincones y dar la oportunidad a personas de partes del mundo que en anteriores ediciones no han podido estar representadas. En esta ocasión fue la primera vez que vinieron de Egipto, de Marruecos o de Moscú, lo que demuestra que Úbeda sigue abriéndose fronteras a través de la poesía.

Este año, además, el encuentro contó con personas dedicadas a otras disciplinas artísticas, como la pintura o la música, quienes enriquecieron aún más el evento.