Volver a Úbeda, algo que el cuerpo le pide «cada vez más»

Volver a Úbeda, algo que el cuerpo le pide «cada vez más»
/ ROMÁN

Volver a Úbeda es algo que el cuerpo le pide «cada vez más» a Joaquín Sabina, según aseguró en su anterior visita en septiembre, cuando participó en una tertulia poética y en una entrevista con público. Según contó entonces, siempre quiso tener algún punto de unión con Úbeda, colaborar «para remover la vida cultural», pero desde que volvió de Londres y empezó a cantar «han pasado cuatro o cinco alcaldes» y «no encontré la más mínima empatía», algo que sí halló «inmediatamente» con la actual alcaldesa.

En una visita que ésta le hizo a su casa en Madrid hace unos meses, tal y como narró el propio cantautor, hablaron de su magnífica biblioteca personal, con muchas primeras ediciones y obras dedicadas por sus autores. Su deseo es «que acaben en Úbeda». «Cuando me muera, que no va a ser nunca -dijo entre risas- no quiero ver esas joyas de libros malvendidas en el rastro; sería muy triste que se deshiciera esa biblioteca». Esto lo trató con la alcaldesa «sin ningún tipo de compromiso». Y a los libros se añadirían otros muchos objetos personales que podrían conformar una especie de centro o museo dedicado a Sabina en su ciudad natal, pues recordó que es «coleccionista de cosas que no sirven para nada pero son muy hermosas».