Nuevas intervenciones en la iglesia de San Millán de Úbeda realizadas por cofrades de la Soledad

Labores de pintura tras reparar las grietas de las bóvedas./JOSÉ RUIZ QUESADA
Labores de pintura tras reparar las grietas de las bóvedas. / JOSÉ RUIZ QUESADA

Durante dos semanas se procedió a la reparación de grietas de las bóvedas del techo interior, el embaldosado con piedra del interior de la habitación del torreón y la limpieza del embaldosado del templo

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La iglesia de San Millán de Úbeda se abrió al culto en la mañana de este domingo después de dos semanas de intenso trabajo en las que se llevaron a cabo diferentes labores de restauración. Una tarea que fue realizada por hermanos de la cofradía de la Soledad, cuya titular se venera en este templo del popular barrio de San Millán.

La intervención, «necesaria y urgente» según la hermandad, consistió en la reparación de grietas de las bóvedas del techo interior, el embaldosado con piedra del interior de la habitación del torreón y la limpieza del embaldosado del templo. Asimismo se hicieron labores de pintura general y obras menores en las capillas.

A través de un comunicado, desde la Soledad se destacó «el trabajo callado de unos cuantos cofrades que aman intensamente a su cofradía», por la cual están dispuestos a emplear parte de su tiempo libre en estos menesteres sin buscar protagonismo. Asimismo se agradeció «la enorme colaboración que ha prestado el Ayuntamiento de Úbeda en el tema logístico, según el compromiso adquirido por la alcaldesa, Toni Olivares, y el concejal de Mantenimiento, Jerónimo García, a través del responsable del servicio municipal, Miguel Sánchez». Finalmente, la hermandad subrayó la colaboración de su capellán, Antonio Vela Aranda, «que nos ha dado independencia y apoyo para realizar las obras».

La cofradía informó que seguirá interviniendo en los próximos meses, fundamentalmente en el coro y en el patio exterior de San Millán. La hermandad «no parará hasta conseguir que nuestro templo sea referente de religiosidad y cariño hacia nuestras titulares y de ese barrio alfarero y trabajador que nos representa», finalizó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos