Nueve votos dan la presidencia del PP de Úbeda a Gerardo Ruiz del Moral

Gerardo Ruiz del Moral abraza a quien ha sido su mano derecha, Miguel Ángel Higueras./ROMÁN
Gerardo Ruiz del Moral abraza a quien ha sido su mano derecha, Miguel Ángel Higueras. / ROMÁN

El candidato de ‘Aún queda partido’ obtuvo 138 apoyos frente a los 129 logrados por Tomás Fuentes y su programa ‘Juntos es posible’

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Gerardo Ruiz del Moral Tauste ya es el nuevo presidente local del PP de Úbeda. Salió triunfante del congreso celebrado en la noche del sábado en el teatro de Safa, aunque sólo por 9 votos. El candidato de ‘Aún queda partido’ obtuvo 138 apoyos frente a los 129 que logró Tomás Fuentes Calvente con su propuesta ‘Juntos es posible’. Unas cifras muy igualadas que deben servir para reflexionar sobre el futuro de esta formación política en la ciudad y para limar asperezas. Ahora toca ponerse a trabajar, algo que el ya nuevo presidente de los 'populares' ubetenses viene repitiendo desde que se conocieron los resultados.

«Ha imperado el sentido común y la responsabilidad de nuestros afiliados, conscientes de que el cambio pasa por nuestro programa», manifestó Del Moral Tauste, satisfecho por contar con el apoyo suficiente de afiliados para derrotar la «candidatura continuista» que, tal y como destacó, «sólo era una fachada pintada para esconder el interior de una casa con los mismos muebles». «'Juntos es posible' es el señor Robles Valenzuela y hoy nuestros afiliados han decidido poner el presente y el futuro del PP en manos de la única opción de cambio, democracia y participación», señaló.

De esta forma, el devenir de esta formación política en Úbeda deja de ser una incógnita para, según Gerardo Ruiz del Moral, «levantar desde hoy los pilares que nunca debió perder esta gran familia y recuperar la confianza de nuestros votantes para las próximas elecciones municipales». «Garantizo un PP abierto, plural y donde la voz de todos y cada uno de nuestros afiliados sea escuchada en la búsqueda del consenso y el bien común», añadió.

El responsable de ‘Aún queda partido’ llegó al congreso local «seguro y confiado de ganar» y así lo puso de manifiesto en un discurso sencillo y directo que convenció y fue aplaudido por un buen número de afiliados. «He tenido la libertad de poder elegir y escoger lo que en cada momento he creído oportuno y esa libertad me ha garantizado estar hoy ante vosotros sin mochilas, sin tener que comulgar con ruedas de molino y defendiendo siempre lo que he creído mejor para el PP y para Úbeda», dijo durante su intervención.

Se mostró satisfecho por contar con el respaldo de muchos de los hombres y mujeres que en las últimas décadas han representado al PP en el Ayuntamiento de Úbeda, aunque de la misma forma abogó por retirar algunas piedras que quedan en el camino y entorpecen el paso. Y criticó que desde otras esferas, sobre todo provinciales, se intenten imponer ciertos criterios. «Yo podía haber sido candidato único y presidente hace mucho tiempo, pero no estaba dispuesto a pasar por los imperativos marcados desde la provincial y que fiscalizaban mi proyecto y mi equipo. Sólo vosotros, los afiliados, tenéis el poder en el PP que yo quiero», subrayó.

También tuvo palabras de agradecimiento para todo su equipo y, sobre todo, para quien ha sido su mano derecha en todo este proceso, Miguel Ángel Higeras Pulpillo. Con la premisa de que «hay que trabajar de siglas hacia abajo», el nuevo presidente del PP de Úbeda comprometió su labor en los próximos años a un único objetivo: «trabajaré para y por Úbeda, hasta llevar al PP al lugar que le corresponde, la Alcaldía». Al respecto, en su día aseveró que él no sería alcaldable, aunque no son pocos los afiliados que opinan que resultaría un buen cabeza de lista.

Despedida de Robles

Un total de 267 militantes ejercieron su derecho al voto. No hubo papeletas en blanco ni nulas tras un congreso tranquilo en el que José Robles se despidió de la presidencia local asumiendo algunos errores, aunque achacó el mal resultado de las últimas elecciones municipales a ciertas medidas impopulares pero necesarias, al desgaste que supuso ocupar la Alcaldía en minoría y con una situación económica difícil, y a la política de acoso y derribo por parte de sus detractores. No obstante, dijo marcharse satisfecho y dispuesto a seguir aportando al desarrollo del PP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos