Nuevo aspecto del auditorio del Hospital de Santiago tras su remodelación

Vista panorámica del auditorio./ROMÁN
Vista panorámica del auditorio. / ROMÁN

El objetivo de las obras ha sido mejorar la confortabilidad, sonoridad y comodidad de uno de los espacios con más repercusión cultural de la provincia

ALBERTO ROMÁNÚbeda

A falta de ultimar ciertos detalles y rematar algunos puntos concretos, como colocar más paneles de madera en los laterales para mejorar la acústica y cortinas motorizadas en las ventanas, el auditorio del centro cultural Hospital de Santiago muestra ya su aspecto renovado después de cinco meses de obras de remodelación. Ayer tuvo que abrir sus puertas, pues existía el compromiso de acoger el Congreso de la Sociedad Andaluza de Calidad Asistencial, pero en los próximos días deberán realizarse las actuaciones restantes, también en el coro.

La completa intervención en el lugar, uno de los espacios con más repercusión cultural de la provincia, ha contemplado dos fases de ejecución, llevadas a cabo gracias a la firma de un convenio de colaboración con la Diputación Provincial de Jaén, con el que se ha conseguido invertir alrededor de 250.000 euros.

La primera fase, correspondiente a un convenio firmado el 7 de septiembre de 2016, ha englobado aspectos como la sustitución y redistribución de las butacas de la platea para mejorar las condiciones acústicas, de accesibilidad y de evacuación contra incendios, así como la ejecución de un graderío en las cinco últimas filas para mejorar la visibilidad y la presión sonora. Además, se ha ejecutado un nuevo escenario, bajando la altura del que había, para mejorar la visibilidad de las primeras filas, evitando sombra de sonido. Esto ha dejado a la vista el altar de la antigua capilla, antes oculto.

También se ha procedido a la eliminación de las cortinas para la atenuación de la reverberación, sustituyéndolas por un sistema que acondiciona correctamente la acústica de la sala, mediante cajas de graves, reflectores acústicos y atenuadores de alta frecuencia. Y se ha incluido igualmente la preinstalación de climatización bajo la platea y la grada, mediante la inclusión de un sistema de suelo radiante invisible. Finalmente, se ha pintado completamente el interior hasta la cornisa.

La segunda fase, correspondiente al convenio firmado con la Diputación el 20 de diciembre de 2017, ha estado centrada en la renovación de las gradas laterales con reutilización de la estructura, para poder alojar 104 localidades, de las cuales 78 son butacas y las 26 restantes asientos sobre un tambor corrido en la última fila de cada grada.

La nueva grada se ha diseñado adecuándola en la medida de lo posible a los criterios de accesibilidad y evacuación contra incendios. Se ha modificado igualmente el acceso al escenario y a las mismas gradas laterales. Además, se ha contemplado el acondicionamiento acústico con la ejecución de los resonadores de múltiple cavidad, las trampas de graves y los difusores laterales.

Por otro lado, se ha tenido que realizar una redistribución del espacio bajo la grada izquierda para la introducción de un almacén para instrumentos y el lugar para guardar el piano a nivel del escenario. La intervención también ha contemplado la renovación de la instalación eléctrica y de iluminación de emergencia, así como la electroacústica.

Esta actuación en el auditorio se ha llevado a cabo en paralelo a la remodelación del mobiliario, iluminación y sistema audiovisual de la sacristía del Hospital de Santiago, un espacio relevante de este conjunto arquitectónico y que merecía ya un cambio de imagen, acorde a la sala. Se ha optado por muebles acordes al espacio, que buscan la dinamización de la sala y aportan comodidad, además de responder a las necesidades de los usuarios que la utilizan. Esta remodelación también responde a una subvención concedida por la Diputación Provincial de Jaén, que ronda los 50.000 euros de inversión.

 

Fotos

Vídeos