El pleno dio el visto bueno a los presupuestos municipales, que superan los 31 millones de euros

Votación de los presupuestos en pleno./
Votación de los presupuestos en pleno.

Según el gobierno local son «realistas y equilibrados» y prestan atención a la agricultura, el comercio, el turismo y las políticas sociales, sin olvidar las inversiones en obras

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

El pleno de la corporación municipal aprobó en la tarde del jueves, en la última sesión del año, los presupuestos para 2018, que ascienden a 31.470.577,44 euros. Salieron adelante gracias a los votos favorables del PSOE, el PA y el concejal no adscrito Diego de la Cruz Martínez, y el voto en contra del PP.

Según el concejal de Hacienda, Javier Gámez, estos presupuestos mejoran los pasados, son sostenibles y continúan con una «apuesta firme» por la creación de empleo y el apoyo al turismo, al comercio y a la agricultura, como ejes fundamentales del desarrollo económico de la ciudad, pero en los que se da una «especial importancia» a las políticas destinadas al bienestar social.

Gámez calificó los presupuestos de «equilibrados» y dijo que cumplen con los requisitos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, consolidando de manera definitiva la bajada de impuestos que se aplicó en 2016, que vino a quitar presión fiscal a las familias y empresas y que los ciudadanos han notado a la hora de pagar conceptos como la contribución, el vado de las cocheras, el sello de vehículos o la matrícula en las escuelas municipales, entre otros.

La redacción de los presupuestos de 2018 «no ha sido fácil», añadió, ya que existen factores externos condicionantes «impuestos por la política fiscal del Gobierno central», como es el caso de la ‘regla de gasto’, que «impide que se pueda invertir en la ciudad el cómputo total del dinero recaudado».

De igual modo, el concejal de Hacienda lamentó que el PP no apoyara estos presupuestos, al tiempo que pidió a este grupo político «coherencia» para «no decir una cosa un año y al siguiente la contraria». «En pasados presupuestos, el PP decía que debíamos esperar hasta marzo para realizarlos, cuando saliera la liquidación anterior, y sin embargo este año nos dice que los teníamos que haber llevado antes al pleno para que entraran en vigor en enero de 2018», declaró.

Y es que, a su juicio, no es normal que quien no fue capaz de hacer más que un presupuesto en cuatro años, «ahora intente dar lecciones». «Hemos demostrado que los tres prepuestos realizados por este equipo de gobierno se han aprobado en tiempo y forma, y lo más importante, con el apoyo de la mayoría de los grupos políticos de la corporación», indicó Gámez.

Cuatro pilares

Entrando en los capítulos de los presupuestos realizados para el próximo ejercicio, el edil de Hacienda los resumió en cuatro puntos. El primero concentra el carácter social, en el que no sólo se mantienen las partidas de este ámbito, como pueden ser la ayuda al alquiler, el albergue de temporeros o el centro ocupacional, sino que además se incrementa en un 20% la ayuda a la dependencia o las ayudas a familias en riesgo y la dirigida al CAIT (Centro de Atención Infantil Temprana), creándose además partidas nuevas como la destinada a la Red Úbeda Solidaria.

El segundo punto está orientado a la participación y colaboración con colectivos pues, como reconoció Gámez Mora, el éxito del equipo de gobierno es la estrecha colaboración que está manteniendo con el tejido asociativo ubetense. «Hemos multiplicado los esfuerzos en establecer lazos con las asociaciones, ya sean culturales, deportivas, vecinales, sociales o de otra índole. Y con ello conseguimos que cuando realizamos un esfuerzo presupuestario se multiplique el resultado, con lo que se mejora la gobernanza y el empoderamiento de la sociedad», acentuó.

El tercer punto tiene que ver con el empleo. Como afirmó Gámez, en 2017 se ha hecho un esfuerzo para generar el máximo posible. Durante este mandato han sido alrededor de 500 las personas contratadas a través de políticas de empleo, ya sea por la bolsa municipal, los planes de la Junta, el PFEA (Programa de Fomento del Empleo Agrario) o las ayudas a la contratación, «demostrando que el compromiso que adquirimos en la oposición lo cumplimos en nuestro mandato», apostilló.

El cuarto punto tiene que ver con la apuesta por los pilares de la economía local: agricultura, turismo y comercio. Así en el ámbito de la agricultura ya se han desarrollado dos planes directores de arreglo de caminos rurales y para 2018 se han previsto 500.000 euros para continuar con la rehabilitación de este tipo de vías. Esto, sumado a otras iniciativas como la guardería rural, «hacen que la apuesta del gobierno local por mejorar el sector agrario sea clara y decidida», expresó.

En la partida destinada a comercio, se ha previsto un aumento del 32%, concretamente en el apartado dirigido a promoción y desarrollo, que hará que se colabore de una manera más estrecha con el sector, con las asociaciones y, sobre todo, con el centro comercial abierto, «un proyecto importantísimo para poner en valor este espacio que desemboca en el Mercado de Abastos», dijo.

En materia de turismo, el objetivo es seguir desarrollándolo e intensificándolo, más siendo una ciudad Patrimonio de la Humanidad. Así se proponen partidas de promoción turística, mejora de la señalización o asistencia a certámenes y congresos de interés, entre otras. La intención es que Úbeda sea más visible en colaboración con otras administraciones como la Junta o la Diputación, además de ir de la mano del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, con el que se participa de manera activa en todas sus actividades.

Y en cuestión de cultura, el gobierno local ha trabajado «de manera intensa» para que la ciudad sea actualmente el epicentro de la provincia y sea considerada capital cultural de Jaén y un referente en la comunidad andaluza, gracias a la amplia programación en este ámbito y a la apuesta decidida, con partidas concretas, de colaboración con iniciativas de diversos colectivos y asociaciones, que han encontrado una mano tendida por parte del Ayuntamiento para llevar a cabo sus actividades. «Gracias a la colaboración conjunta conseguimos multiplicar los resultados en cuanto a la oferta cultural, generando unas sinergias entre cultura, turismo y comercio que hacen que nuestra apuesta presupuestaria redunde en un beneficio económico positivo para toda la ciudad», manifestó el responsable de Hacienda.

Inversiones

En lo referente a inversiones para 2018, el trabajo continuará en la senda del desarrollo continuo y equilibrado, en los diferentes barrios y el centro histórico. La filosofía es seguir apostando por lograr una ciudad más atractiva, más moderna y más equilibrada.

Así, para el nuevo año se contempla la adecuación del local situado en la calle Comendador Mesías al objeto de adaptarlo para un espacio deportivo y juvenil, el arreglo de avenidas como La Loma, Libertad o Linares, la realización de planes de pavimentaciones de viales y acerados, la mejora del camino del cementerio o la reparación de diversos parques de la ciudad. Dentro de estas inversiones se plantea el arreglo de calles como Capilla, Arjona, Pintor Juan Esteban, Zaus o el Huerto del Carmen, entre otras.

En cuanto a los barrios, el equipo de gobierno pondrá aquí «especial interés». «Los vecinos están viendo cómo se ha actuado en la zona de la Alameda, en la plaza de los Olleros, en la plaza Padre Villoslada o actualmente en las Canteras», recordó. Y las pedanías también serán objeto de actuación pues, además de los trabajos que se suelen realizar mediante el PFEA, se ha incorporado una partida específica de 100.000 euros para mejorar los anejos. Obras que vendrán a sumarse a otras realizadas como es el caso de la carretera de Solana y Veracruz.

Gestión económica

Otro de los aspectos importantes que han marcado este mandato, según el edil, ha sido la gestión responsable en el ámbito de Hacienda. En este sentido, recordó que hay que tener en cuenta que existe una limitación de gasto impuesta por el Gobierno central, que impide que todo el ingreso que obtiene el Ayuntamiento se pueda destinar a mejorar los servicios ofrecidos a los ciudadanos. «No estamos de acuerdo con esas reglas económicas, pero las estamos cumpliendo», indicó.

Pese a ello, Gámez Mora comentó que se ha logrado reducir en tres años la deuda del Ayuntamiento más que en ninguna legislatura. «Cuando nosotros entramos en 2015 el Consistorio tenía una deuda superior a los 20 millones euros y la hemos bajado hasta 10 millones. Todo ello, consiguiendo un pago a proveedores, según consta en publicaciones económicas a nivel nacional, de los mejores de España, pues se tarda una media de 19 días en pagarles», matizó.

Con el pago de deuda, la gestión económica responsable y las rebajas logradas en los procesos de licitación de compra pública, el concejal dijo que la labor en este ámbito ha hecho que se puedan llevar a cabo unos presupuestos «realistas», que vienen a mejorar todos los aspectos que se han destacado anteriormente y que contribuyen a desarrollar la ciudad de Úbeda.

Temas

Úbeda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos