El pregón de quien vive Úbeda en la distancia pero siente muy cerca la ciudad y su Semana Santa

José Carlos Sanjuán Monforte durante su pregón./ROMÁN
José Carlos Sanjuán Monforte durante su pregón. / ROMÁN

José Carlos Sanjuán Monforte dirigió su discurso por la semblanza histórica, la devoción mariana y el recuerdo a los que ya no están

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La Semana Santa ubetense desplegará a partir de hoy todo su esplendor, aglutinador de los sentimientos que surgen de la devoción, la tradición y el fervor popular, para transformar la ciudad durante unos días que se anhelan durante todo el año. Anoche se encargó de anunciarlo José Carlos Sanjuán Monforte, un ubetense residente en Madrid que se situó frente a un abarrotado auditorio del Hospital de Santiago para regalar a los presentes un pregón plagado de detalles, hondas reflexiones y fuertes convicciones. El pregón de quien vive Úbeda en la distancia pero siente muy cerca su ciudad y su Semana de Pasión. «Lo tenemos agarrado a nuestras entrañas», llegó a decir.

Como es habitual, el acto, conducido por Gabriel García Pérez y Virginia Almazán López, comenzó con todos los hermanos mayores sobre el escenario junto al pregonero y al presidente de la Unión de Cofradías ante las banderas de las distintas hermandades, para escuchar de forma solemne el himno del máximo órgano cofrade que compusiera el maestro Manuel Antonio Herrera Moya, interpretado desde el coro por la Agrupación Musical Ubetense bajo la dirección de Rafael Martínez Redondo. Posteriormente, por expreso deseo del protagonista de la noche, sonó la marcha del Santo Entierro.

El pregonero fue presentado al alimón por dos de sus cuatro hijos, Victoria y Carlos Sanjuán Luque, quienes desde la cercanía hablaron del excelente padre y esposo, pero también del buen amigo, del intachable profesional, del ubetense acérrimo y, como no, del creyente y el cofrade que ha sabido transmitir a los suyos todos los valores que ello conlleva. «Es amigo, camino y guía», dijeron visiblemente emocionados. Huelga decir lo importante que ha sido para la familia todo lo que ha girado alrededor de este pregón.

Estreno

Para terminar la presentación se habían reservado una sorpresa, el estreno de un himno para la cofradía de Nuestra Señora de Gracia, de la que el pregonero fue fundador y primer hermano mayor. En más de una ocasión había manifestado su anhelo de que existiera una composición así, y anoche se hizo realidad gracias a la música de Cristóbal López Gándara y la letra de Santiago Muñoz de la Torre. Corrió a cargo de la Agrupación Musical Ubetense junto a la Agrupación Coral Ubetense.

Entre una gran emoción ocupó el atril José Carlos Sanjuán, arropado por todas las banderas de las cofradías de su ciudad y ante el manto de la Virgen de Gracia, el primero que se hizo y con el que la imagen procesionó hasta hace poco, que él mismo encargó como primer hermano mayor. Además, en un lateral, sobre una mesa, tres medallas, las de las tres cofradías a las que pertenece: el Santo Entierro, el Cristo de la Noche Oscura y Nuestra Señora de Gracia.

De esta última, igualmente, estuvo su báculo como hermano mayor honorario así como un estandarte junto a otro del yacente del Santo Entierro. Y completó la puesta en escena una reliquia de Teresa de Jesús que se donó a la cofradía del Lunes Santo hace tres años, en el quinto centenario del nacimiento de la santa, así como un birrete de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén de la que el pregonero es caballero y como tal se le puede ver procesionar todos los años junto al Cristo Yacente.

Tras los agradecimientos de rigor, Sanjuán Monforte dedicó la primera parte de su intervención a hilar una semblanza histórica de la Semana Santa hasta desembocar en nuestros días. Habló de su origen, de su evolución, de su sentido. Ensalzó la figura del cofrade y calificó la Semana de Pasión de «evangelio puro».

«Evangelio puro»

En un apartado más personal, y con sonidos evocadores a la salida de Jesús Nazareno, relató algunas vivencias y dedicó unos momentos a recordar a algunas personas que ya no están. Especialmente a la querida y recordada periodista y cofrade María Teresa Ortiz, fallecida recientemente dejando un enorme hueco en el mundo semanasantero ubetense.

Incluyó igualmente en su discurso un momento mariano, con sinceras reflexiones sobre la Virgen María. En esta parte, la Agrupación Musical Ubetense interpretó desde el coro la marcha de la Virgen de Gracia del maestro Herrera Moya. Y cuando la música era más tenue, el pregonero fue intercalando algunas estrofas.

En la recta final abogó por celebrar la resurrección, que da el verdadero sentido a toda celebración cristiana; pidió que no se pierda la Procesión General; e invitó a los presentes a vivir y a defender la Semana Santa, la suya y la de todos, independientemente de ruedas o costal, de unas músicas u otras, de viejos o nuevos modos… Una Semana Santa «que no es rancia, sino añeja», heredada y que hay que dejar en herencia a quienes vienen detrás. Una Semana Santa que es de todos los ubetenses, pues de una manera o de otra marca el ritmo vital de la ciudad, unifica al pueblo, reúne personas y mantiene el nexo entre el pasado y el presente para mirar hacia el futuro.

Con un aplauso unánime y el público puesto en pie, sonó entonces la 'Marcha Real' anunciando que se abren las puertas de Úbeda para dejar paso a su Semana Santa.

Trayectoria

José Carlos Sanjuán Monforte tiene varios títulos universitarios, como el de Doctor en Publicidad y Relaciones Públicas 'Cum Laude'. Desde sus inicios profesionales en la Casa de Su Majestad el Rey, ha pasado por diferentes órganos de la administración pública, como el Ministerio de Justicia, el ente público RTVE y el Ministerio del Portavoz del Gobierno, gestionando además la dirección de distintas empresas. Ejerce docencia en las universidades Rey Juan Carlos, Camilo José Cela, Oviedo y Navarra, así como en diferentes escuelas de negocios.

Presidió la comisión ejecutiva de la Comisión Nacional del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús y fue director de protocolo de la Beatificación del Año de la Fe en Tarragona, de la visita del Papa Benedicto XVI con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud y de la Cumbre Internacional sobre Democracia, Terrorismo y Seguridad, organizada por el Club de Madrid. Tiene varios libros publicados y es autor de diversos artículos sobre protocolo aparecidos en distintos medios de comunicación.

Este ubetense residente en Madrid ha sido condecorado con las más altas distinciones que concede el Reino de España, como son la Orden de Carlos III e Isabel la Católica. También tiene diversas condecoraciones extranjeras, destacando la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén y la Orden de San Silvestre Papa, concedidas por la Santa Sede, entre otras. Entre los galardones que posee destaca el Premio Valores Madrina 2012, por la Fundación Madrina.

Diferentes momentos del acto. / ROMÁN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos