Previsión de obras en el tramo final de la calle Juan Montilla

Tramo final de la calle Juan Montilla./ROMÁN
Tramo final de la calle Juan Montilla. / ROMÁN

Se adecuará a plataforma única sin aceras una vez sustituidas las redes de abastecimiento de agua y saneamiento

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La última comisión de Urbanismo, Obras, Vivienda y Medio Ambiente abordó los trabajos de conservación y mejora previstos en el espacio anexo a la fachada oeste del Palacio Vázquez de Molina (actual Ayuntamiento), en el tramo final de la calle Juan Montilla. Una actuación que se realizará con la subvención concedida en la convocatoria del Grupo de Desarrollo Rural de La Loma y Las Villas de 2017.

La intención es seguir recuperando el espacio urbano del centro histórico para las nuevas necesidades de movilidad, así como la integración y potenciación de las actividades turísticas, culturales, comerciales y de ocio en el centro histórico, aseguró la concejala de Urbanismo y Obras, María del Carmen García.

De esta forma, se procederá a renovar las instalaciones de suministro de agua potable necesarias y que completen las ya ejecutadas, algo que también se hará con las redes de evacuación de aguas residuales, cuyo estado es deficiente, lo que provoca numerosas averías que repercuten en el lamentable estado de los pavimentos. Además, se contempla el soterrado de la instalación de baja tensión y la ejecución de la instalación de telefonía.

La intervención también incluye la mejora de la iluminación con la instalación de nuevos bloques ópticos de tecnología led, consiguiendo una mayor reproducción de color, una iluminación media y una uniformidad global.

La calle se adecuará a plataforma única sin aceras. Para la pavimentación se reutilizarán las losas de piedra viva de los acerados en el espacio previo a las escaleras que dan acceso a la plaza Vázquez de Molina, y el resto de la intervención se resolverá con losas de piedra viva del lugar, de superficie antideslizante y de fácil tránsito para personas con movilidad reducida. El presupuesto de licitación se ha fijado en 81.500 euros.

Convenio urbanístico

La comisión también abordó el convenio urbanístico entre el Ayuntamiento de Úbeda y Ruipersol, por el que esta empresa cede un solar situado en la calle Forjadores, número 19, y una casa situada en Risquillo Bajo, número 26, con el objetivo de permitir así la apertura del vial entre las dos calles mencionadas.

Como resaltó la edil, se trata de un «punto negro» en la ciudad que llevan más de quince años sufriendo los vecinos de la zona. Esta iniciativa, incidió, se suma a la lista de problemas históricos resueltos por el equipo de gobierno.

Temas

Úbeda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos