'Primavera del sentido', primer poemario de la ubetense Mónica Sánchez

Mónica Sánchez con un ejemplar de su poemario./ROMÁN
Mónica Sánchez con un ejemplar de su poemario. / ROMÁN

Su puesta de largo tendrá lugar el sábado en la Sinagoga del Agua con la intervención de Rafael Bellón Zurita y el coro Llama de Amor Viva

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La Sinagoga del Agua acogerá mañana sábado, día 18 de noviembre, la presentación de 'Primavera del sentido', el primer poemario de la ubetense Mónica Sánchez Latorre, que se estrena en esto de publicar, pues lo de escribir siempre ha estado muy presente en su vida. El acto tendrá lugar a las ocho y media de la tarde y contará con la intervención del Cronista Oficial de Úbeda, Rafael Bellón Zurita, quien se encargará de introducir a la autora. Y además participará el coro Llama de Amor Viva dirigido por Manuel García Villacañas. Buena combinación de escenario y protagonistas para hablar de primavera en pleno otoño.

'Primavera del sentido' (Ediciones Carena-Acidalia) son dos libros de poemas en uno, o un poemario claramente dividido en dos, que recopila mucho de lo que viene escribiendo Mónica Sánchez desde hace años. Significa la publicación de composiciones que fueron surgiendo en diferentes etapas de su vida, las cuales quedaron guardadas en un cajón y que ahora afloran, pues la autora entendió recientemente que el trabajo estaba terminado y que había llegado el momento de mostrarlo.

Así, con algunos poemas la ubetense tuvo que hacer un profundo ejercicio de regresión para repasar con la mirada de 30 años lo que había escrito con un corazón de 17, eso sí, proponiéndose firmemente no transformar los textos originales para respetar y mantener la esencia con la que fueron concebidos.

La primera parte, 'Crisálidas', es la más temprana y habla de transformaciones internas, de ciclos, a base de reflexiones sobre procesos de encerrarse en uno mismo para poder resurgir después en una nueva versión mejorada. Respecto a la segunda, 'Primavera del sentido', es más espiritual, más madura, y aborda aspectos como el sentido de la vida o el amor. Y aunque Mónica Sánchez a veces cae en cierto oscurantismo, hay una luz al final de este camino que refleja simultáneamente su evolución como persona y como poeta.

El resultado son 42 poemas. Para todos ellos utiliza el verso libre, que le sirve de liberación, al igual que escribir a mano sobre el papel para plasmar esta introspección que deja ver mucho de verdad y mucha belleza, pero sin florituras. El libro incluye además en sus páginas cinco cuadros de Berta Veredas Muñoz, abstractos pero muy acordes con los textos, y una bella acuarela de Luis Juan Torres López que sirve de portada.

Lo de escribir siempre ha estado presente en la vida de Mónica Sánchez. Reconoce que se ha criado y ha crecido entre libros y que la rima y el ritmo pronto le llamaron la atención. No en vano, con 17 años vio premiados dos de sus sonetos. Y se siente orgullosa de seguir la senda de su abuelo, Fernando Sánchez Cortés, quien publicó 'Relatos y vivencias' de su propia vida; su bisabuelo, José Latorre Gómez, que dio forma a los poemarios 'Cadencias'(1908) y 'Un puñado de estrofas' (1911); y su tío, José Latorre García, quien escribió 'Desde mi atalaya' (1999).

Mónica Sánchez Latorre nació en Úbeda en 1986, publicando sus primeros textos en la revista 'Ibiut'. En 2004 obtuvo el primer premio en la modalidad de poesía del II Certamen Andaluz de Escritores Noveles, publicándose la obra en la colección 'Letras de papel' del Pacto Andaluz por el Libro. Licenciada en Psicología por la Universidad de Granada, fue la primera de su promoción. Actualmente reside en Alcaraz de San Juan por motivos laborales. Además de poesía, también escribe relatos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos