Primeros sones carnavaleros durante la Carnestolenda

Actuación de una de las agrupaciones durante la Carnestolenda./ROMÁN
Actuación de una de las agrupaciones durante la Carnestolenda. / ROMÁN

Hubo un reconocimiento para Antonio Sánchez Jiménez 'Chirru' y su chirigota, con más de un cuarto de siglo de historia, y otro para la ACCU primigenia para invocar al espíritu unificador con el que nació

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

El pasado domingo tuvo lugar la primera cita carnavalera de Úbeda que sirvió para ir caldeando el ambiente de cara a la fiesta de febrero. Se trató de la tradicional Carnestolenda, que celebró su vigésimo primera edición durante el mediodía y la sobremesa en la carpa de la plaza de toros, donde se disfrutó de muy buen ambiente y sonaron las primeras coplas.

Ante la ausencia de la Asociación Cultural Carnavalera de Úbeda (ACCU), la organización la recuperó el Cuarteto Primero de los incombustibles Juan Antonio Soria Arias y Luis María Jimena Zambrana, creadores de este evento. Ambos retomaron además los premio Ladrillo Verde y Ladrillo Negro (en los últimos años Botijo Verde y Botijo Negro).

El primero fue para un grupo de amigas que todos los años aporta color y simpatía al Carnaval, pues todas ellas no faltan a la cita con un disfraz colectivo. Respecto al segundo, se quiso otorgar al ambiente enrarecido el pasado año que derivó en la dimisión de los responsable de la ACCU. Así, para que no vuelva a repetirse, el Ladrillo Negro fue destruido ante todos los presentes.

Hubo un par de reconocimientos más en forma de careta de cerámica. El primero fue para Antonio Sánchez Jiménez 'Chirru' y su chirigota, con más de un cuarto de siglo de historia. Y el segundo se entregó a la ACCU primigenia para invocar al espíritu unificador con el que nació. Lo recogió quien fuera su presidente, Manuel Nieto Ungo.

Durante la Carnestolenda actuaron algunas agrupaciones, dando un pequeño avance de sus repertorios, y se proyectaron en vídeo imágenes de antiguos carnavales, finalizando la jornada con un sorteo de regalos. El servicio de barra fue gestionado por la Hermandad de Costaleros del Santísimo Cristo de la Pasión que sirvió algunos platos típicos como andrajos y ochíos.

Foto de familia tras la entrega de reconocimientos y actuación de algunas agrupaciones. / ROMÁN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos