La procesión del Corpus Christi recorrió las calles del casco histórico ubetense

Paso de la procesión por la plaza de Santa Teresa de Jesús./ROMÁN
Paso de la procesión por la plaza de Santa Teresa de Jesús. / ROMÁN

Numerosas personas acompañaron al Santísimo y a la Virgen de Guadalupe por un itinerario engalanado con altares, toldos y colgaduras

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Bajo un cielo nublado como recuerdo de un sábado de intensas lluvias, cientos de ubetenses se echaron a la calle ayer domingo para celebrar la festividad del Corpus Christi y acudir a la cita con la procesión del Santísimo. Un desfile que contó además con una elevada participación de representantes de las distintas cofradías y hermandades, colectivos y grupos religiosos de la ciudad, así como de numerosos devotos que formaron parte del cortejo a título individual.

Tras una eucaristía previa celebrada en la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares se inició el recorrido por las calles del casco histórico y el centro de Úbeda. Del desfile también formaron parte muchos niños que este año han hecho su primera comunión. Y además procesionó la Virgen de Guadalupe, patrona de Úbeda, precedida por muchas niñas vestidas con el traje típico de romera.

El acompañamiento musical lo pusieron la banda de cabecera de la cofradía de la Oración en el Huerto, la banda de cornetas y tambores María Santísima de las Penas y la Agrupación Musical Ubetense. E incluso al paso del Santísimo por la plaza de Santa Teresa de Jesús, interpretó uno de sus cánticos la Agrupación Coral Ubetense.

Como es habitual, el itinerario estuvo engalanado con altares, toldos y otras colgaduras, de cuya instalación se encargaron cofradías y grupos religiosos de la ciudad así como vecinos de las calles incluidas en el recorrido, en las cuales se esparció hierba (juncia) como manda la tradición. Tras un sábado muy lluvioso hubo poco tiempo para prepararlo todo. Afortunadamente, el mal tiempo dio una tregua y se pudo trabajar en la decoración, eso sí, desde la madrugada para que todo estuviera listo a partir de las diez de la mañana, hora a la que partió la procesión.

A modo de preparación, durante toda la semana se desarrollaron diferentes cultos, como el tradicional triduo o la vigilia de la Adoración Nocturna. También los días previos tuvo lugar el Pregón del Corpus, que este año fue pronunciado por el sacerdote Jesús Manuel Monforte Vidarte en la Sacra Capilla de El Salvador. Como novedad, este año tuvo lugar un concurso fotográfico con la festividad del Corpus Christi como tema central, que fue convocado por la sección local de la Adoración Nocturna.

 

Fotos

Vídeos