«No quiero perder la principal función de esta obra, que es anunciar las fiestas»

Marcelo Góngora Borrego./ROMÁN
Marcelo Góngora Borrego. / ROMÁN

Marcelo Góngora destaca la importancia de la tipografía en su cartel de feria, que tiene que entregar en septiembre

ISABEL MARTÍNEZÚbeda

Quedan pocos días para que la ciudad de Úbeda conozca el cartel que anunciará las Feria de San Miguel 2018. Siguiendo la línea de los últimos años de apostar por artistas y creadores ubetenses, el Ayuntamiento encargó la obra a Marcelo Góngora Borrego, quien aceptó el reto y la responsabilidad.

Fotógrafo, diseñador y creativo, entre otras muchas cosas, tuvo contacto desde muy joven con el mundo artístico y la fotografía de la mano de su padre, el recordado artista Marcelo Góngora Ramos. Su paso desde muy joven por la Escuela de Arte 'Casa de las Torres' de Úbeda le sirvió de aprendizaje, formación e impulso para preparar su ingreso y posterior estudio en la facultad de Bellas Artes de San Fernando, ubicada en Madrid.

No es la primera vez que una obra suya sirve para anunciar la Feria de San Miguel de Úbeda pues hace años, en 1995, consiguió el premio del concurso convocado entonces por el Ayuntamiento. Además, una de sus fotos también protagonizó el cartel de Semana Santa en 2016 tras ganar el certamen que se convoca anualmente. Y ese mismo año ilustró igualmente el cartel del Festival Internacional de Música y Danza.

A falta de unos días para que entregue la obra y se conozca el cartel anunciador para este año 2018, habló con IDEAL para dar algunas nociones de cómo está evolucionando el complicado encargo, que aceptó el pasado mes de julio.

-Este año desde el Ayuntamiento se ha vuelto a apostar por un artista local para elaborar el cartel de feria. ¿Qué opinas de esta tendencia?

-Durante unos años la elección del cartel de feria se ha hecho mediante concurso. Sin embargo, ocurre que en estos casos la gente puede llegar a no presentarse. En muchas ocasiones se piensa que se busca algo comercial, donde no te puedes salir de unas directrices, por lo que algunos diseñadores no se presentan y como consecuencia no se consigue un nivel alto. Encargar el cartel a un artista ya se ha hecho en otras ocasiones. A mi padre se le encargó hacerlo también hace unos años. Es una iniciativa que me parece genial que se haya retomando, porque permite mostrar a los artistas de la zona. No obstante, es una tarea muy difícil, ya que aunque es un cartel que se elabora a nivel local, tiene mucha importancia. Para mí es una responsabilidad muy grande que me ha ocupado la cabeza desde que se me encomendó.

-¿Cómo te sientes al haber sido escogido para llevar a cabo el cartel?

-Cuando me llamaron para hacerlo, me puse a indagar y vi que yo hice el cartel del año 1995, aunque en esa ocasión fue por elección mediante concurso. Pensaba, de verdad, que no me iba a tocar. Es una petición que piensas que no te va a tocar y que hay mucha gente a la que se lo pedirán mucho antes que a ti. Cuando le tocó tanto a Pedro Líndez como a Tíscar Espadas, pensé: «¡uf! qué encargo más difícil». Lo veía muy lejos y, sin embargo, este año me ha tocado a mí y he vuelto a pensar lo mismo, porque es una gran responsabilidad.

-Has hecho referencia a los carteles tanto de Pedro Líndez como de Tíscar Espadas. Las dos obras fueron muy elogiadas, pero también muy criticadas. ¿Estás en alguno de los extremos?

-Por supuesto, comparto los elogios que recibieron ambos por sus carteles. En mi opinión, rompen por completo con la típica imagen que tenemos de la feria. Este es un tema que me tiene un poco atormentado, porque por un lado hay que intentar ser un poco comercial, pero también creo que es imprescindible darle otro giro más a todo lo que se ha hecho en carteles anteriores.

-Aunque seguramente todavía está en proceso, ¿cómo está evolucionando la obra?

-Desde el primer día que me llamó el concejal, Jerónimo García, he estado dándole muchísimas vueltas. Lo primero que hice fue seleccionar todos los recursos habituales que se usan o que están asociados a la feria como farolillos, castañuelas o peinetas y luego empezar a decidir lo que se puede elegir y lo que no. No quiero perder una parte que guste. Es decir, no se trata de una obra pictórica, sino que es un cartel anunciador. Con esto quiero decir que, como publicitario, no quiero perder la principal función de esta obra, que es anunciar las fiestas de San Miguel 2018.

- Normalmente trabajas con distintas técnicas como la fotografía, diseño gráfico o pintura.¿Has definido ya cuál vas a utilizar para el cartel?

-Al comenzar su elaboración se me abrieron muchas líneas y realicé diferentes bocetos. No obstante, para mí la tipografía es una parte fundamental de este cartel. En mi opinión, es un arte que está dejado de lado y en algunos casos olvidado. Hay algunos carteles que tienen una imagen estupenda y, sin embargo, luego fallan en esta parte. Es por ello que quiero darle protagonismo y darle también un lugar especial.

-Entonces, ¿el cartel sigue una línea tradicional o será algo más 'rompedor'?

-Quiero que sea algo diferente y también pienso que la gente está esperando eso. Tengo claro que la crítica va a estar ahí, pero tiene que dar un poco igual, porque si estoy todo el rato pensando sobre eso, al final el cartel no plasmará mi estilo, sino que será una obra para intentar gustar a todo el mundo. Espero que guste, pero también que sea distinto.

-Actualmente hay un gran número de artistas plásticos, escultores o diseñadores de Úbeda. ¿Tiene esta tierra algo que inspira? ¿Cómo ves el arte en la provincia, crees que hay una generación que viene pisando fuerte?

-El sitio supongo que influye de forma diferente a cada persona. No obstante, creo que es más importante el trabajo. A esto se ha unido actualmente una herramienta muy potente y fuerte, como son las redes sociales. Gracias a ellas, la gente se hace a día de hoy mucho más conocida. Con la aparición de estas herramientas, no dependemos de esperar mensualmente revistas o otras publicaciones para ver los trabajos que están realizando otros artistas, sino que puedes ver diariamente lo que están llevando a cabo. Con ello quiero decir que esto también llega a las propias instituciones, que comienzan a valorar a los artistas que están empezando y que hay en su tierra. A día de hoy se llega más fácil a las personas que toman las decisiones.

-¿Algún recuerdo de feria o sentimiento que te inspire para el cartel?

-Yo, que ya tengo una edad, recuerdo cuando era en la calle Nueva. Por la calle había farolillos y tiras de bombillas y las casetas se refrescaban con cubos de agua. Tengo los recuerdos de una feria que era totalmente diferente a la que se hace ahora en un recinto. Era algo más pequeño, familiar. Todo cambia, se transforma y evoluciona.

Temas

Úbeda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos