Rosito cerró la temporada de los 'Acústicos por aquí'

Adrián y Martín Rosito en San Lorenzo.
Adrián y Martín Rosito en San Lorenzo. / ROMÁN

Los hermanos Martín y Adrián Rosito mostraron una clara evolución tres años después de haber ganado el concurso de cantautores de las Jornadas 'Sabina por aquí'

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Para Rosito, dúo formado por los hermanos uruguayos Martín y Adrián Rosito, estar en Úbeda es estar en su segunda casa. El vínculo con esta tierra quedó anudado para siempre en 2014, cuando Martín obtuvo el premio del jurado en el concurso de cantautores de las primeras Jornadas 'Sabina por aquí', lo que le llevó a coger nuevas fuerzas para seguir encauzando su carrera musical y, paralelamente, a estrechar muchos lazos y a fraguar grandes amistades por estos cerros, por los que se escapa y se pierde siempre que puede junto a su hermano Adrián.

Con él grabó el disco 'Despegando el barro' que andan presentando como dúo, un trabajo que quedó registrado en el estudio privado de Joaquín Sabina, todo un lujo que les correspondió como parte del premio obtenido en Úbeda. Con este ramillete de inspiradas canciones como carta de presentación recorrieron casi toda España, donde habían aterrizado para tres meses y estuvieron todo un año. Y después hicieron lo propio por Andorra, Uruguay y Argentina.

Ahora andan de nuevo sobre suelo español y, claro está, no podían dejar de pisar Úbeda, ciudad que tanto ha significado para ellos. Se les pudo ver entre el público del concierto que recientemente ofreció en la ciudad Joaquín Sabina, con quien, por cierto, Martín compartió escenario en Montevideo, en su Uruguay natal, para cantar un tema en octubre de 2014, justo después de ganar el concurso ubetense.

Y el pasado sábado regresaron a San Lorenzo, ese espacio recuperado para la cultura por la Fundación Huerta de San Antonio que les supuso el inicio de tanto camino recorrido y del que les queda por recorrer. En este caso en la sacristía, los Rosito cerraron la temporada 2016-2017 del ciclo de conciertos 'Acústicos por aquí' que organiza el colectivo de sabineros Peor para el Sol. Una programación que pretende servir de plataforma para que autores e intérpretes puedan ofrecer sus canciones en un ambiente intimista, cara a cara con el público, y a la vez da continuidad durante gran parte del año a las actividades que organiza la asociación más allá de sus jornadas de septiembre dedicadas a Joaquín Sabina que en unos meses llegarán a su cuarta edición.

Desde su última visita, se notaron los escenarios pisados a un lado y a otro del 'charco', las experiencias vividas, los pasos recorridos entendiendo bien el oficio. Interpretaron las seis historias que forman parte de 'Despegando el barro' así como otras canciones que han ido tomando cuerpo durante todo este tiempo. Y no faltó alguna que otra versión. El público disfrutó y se alegró de verles crecer, de comprobar su madurez y evolución tres años después de que todo empezara en Úbeda, su segunda casa.

Fotos

Vídeos