Salvador Ráez renovó la confianza de la cooperativa La Unión

Momento de la asamblea de La Unión celebrada el miércoles.

Su candidatura de consejo rector obtuvo 524 votos frente a los 199 que logró la de Marilena Campos

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Salvador Ráez Baldán renovó el cargo de presidente de la cooperativa La Unión en la asamblea celebrada este miércoles al obtener su candidatura de consejo rector el respaldo de 464 cosecheros más 60 de la sección de crédito (en total 524). La otra candidatura, encabezada por Marilena Campos Torres, logró 182 votos de socios agricultores y 17 de la sección de crédito (en total 199).

De los más de 2.500 socios llamados al proceso electoral ejercieron su derecho al voto 747 (668 agricultores y 79 de la sección de crédito), registrándose 18 votos en blanco (17 de cosecheros y 1 de la sección de crédito) y 6 nulos (5 de agricultores y 1 de la sección de crédito).

Salvador Ráez, que cogió las riendas de la entidad hace ocho meses, seguirá como presidente gracias al apoyo de, aproximadamente, un 70% por ciento de los asistentes a la asamblea celebrada en la plaza de toros. Ha completado su equipo con caras nuevas, e incluso ha ampliado el numero de miembros, toda vez que algunos integrantes de su anterior consejo rector dimitieron por diferencias en distintos aspectos de la gestión y conformaron la otra candidatura, encabezada por la ex tesorera.

De esta forma, a Ráez le acompañan otros trece nombres, el máximo permitido, entre los que figuran Juan Berlanga Poveda (vicepresidente), Juan Quesada González (secretario), Fernando Lope Almansa (vicesecretario), Antonio José Juan Moyano (tesorero) y Manuel Quesada Garrido (vicetesorero) junto a los vocales Ángeles Expósito Corral, María Dolores Martos Muro, Vicente Amador Narváez, Miguel A. Ruiz Sánchez, Juan Ángel Martínez Jurado, Diego Toral Olivares, Juan Pedro Herrera González e Ignacio Quesada Menduiña.

Según el presidente, es un buen equipo, todos ellos apuestan por el modelo de cooperativa y están decididos a defender los intereses tanto de los socios agricultores, puesto que también lo son y en la última campaña cumplieron con la entrega de su media de aceituna (en total 1,2 millones de kilos entre los 14), como de los que forman parte de la sección de crédito, donde también están ellos (con un montante total de los 14 que llega a los 670.000 euros invertidos).

Entre sus objetivos se encuentran evitar la liquidación y la judicialización de la situación de La Unión, actualmente en concurso voluntario de acreedores, y apostar por la auditoría para conocer la situación real, buscar una solución y depurar responsabilidades. También quieren trabajar para recuperar la confianza de los socios, sobre todo la de quienes optaron por no llevar su aceituna a la cooperativa en la pasada campaña, ya que creen que mantener e incluso incrementar la producción es el único camino para garantizar un futuro.

Dicen tener claro que para salvar La Unión hay que pagar, pues asumen que tienen una deuda con la cooperativa y que ésta a su vez la tiene con los acreedores. Y confían en que hay que seguir trabajando codo con codo con la administración concursal, que es quien tiene la última palabra en la toma de decisiones.

La cooperativa convocó elecciones después de las divisiones surgidas en el seno del consejo rector elegido a finales del pasado año. Por discrepancias en ciertos aspectos de la gestión se produjeron algunas dimisiones. Esta situación, según el nuevo presidente, no ha beneficiado a la entidad.

Estado actual

La Unión se encuentra en concurso voluntario de acreedores y los socios no pueden retirar el dinero que depositaron en la sección de crédito de la entidad una vez que ésta bloqueó las cuentas el pasado mes de agosto de 2016 tras la crisis interna que se desencadenó con la destitución de quien había sido su presidente durante años. Según los datos presentados recientemente en asamblea, la cooperativa debe 48,2 millones de euros y el deterioro sobre los activos supera los 30 millones. Los activos actuales son de 21 millones de euros.

En la última reunión informativa también se dejó de manifiesto que en la pasada campaña llevaron su cosecha a las instalaciones de la avenida 28 de Febrero unos 1.700 socios, logrando un montante total de unos 24 millones de kilos. En concreto, 1.200 personas que solían aportar de media 19 millones de kilos llevaron 20 millones, 500 personas que solían llegar a los 15 millones de kilos esta vez sólo llevaron 3 millones, y 250 personas directamente no confiaron su aceituna a La Unión. De esta forma, alrededor de 680 socios fueron sancionados por no entregar la media de aceituna establecida. Entre ellos muchos medianos y grandes cosecheros.

Fotos

Vídeos