Satse advierte de la escasez de recursos de enfermería en las urgencias del hospital de Úbeda

Vista del hospital de Úbeda./ROMÁN
Vista del hospital de Úbeda. / ROMÁN

Según el sindicato, la epidemia de gripe ha acentuado la «grave situación» pues «faltan enfermeras para atender estos casos adecuadamente y para realizar las pruebas diagnósticas y los aislamientos oportunos»

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha advertido de la escasez de recursos de enfermería en las urgencias del hospital de Úbeda y ha esgrimido un estudio realizado entre 400.000 personas y en nueve países de Unión Europea, entre ellos España, en el que «se ha demostrado que la falta de enfermeras dispara la mortalidad en los sistemas sanitarios».

Satse señala en un comunicado que en los últimos años se ha ampliado el número de médicos de urgencias en el hospital ubetense pero, por el contrario, el número de enfermeras se ha mantenido igual desde hace más de una década. Esta desigualdad, según recoge el sindicato, provoca un aumento de las cargas de trabajo para las enfermeras, que es «desmesurada e inasumible» para este colectivo con el añadido de que el envejecimiento de la población y la alta demanda en los servicios de urgencias generan más cargas de trabajo para enfermería.

Actualmente, según el sindicato, la epidemia de gripe ha acentuado la «grave situación» de las urgencias de este hospital, donde «faltan enfermeras para atender estos casos adecuadamente y para realizar las pruebas diagnósticas y los aislamientos oportunos».

Es por eso por lo que Satse exige el aumento de dos enfermeras por turno y día durante todo el año, como mínimo asistencial para igualar la ratio de otros servicios de urgencias similares al hospital de Úbeda y para garantizar una atención adecuada, buscando que no se repitan hechos lamentables como los recientes, en alusión a la mujer que falleció tras permanecer doce horas en una camilla de urgencias sin que nadie se percatara de su presencia.

El sindicato reclama también una ampliación del edificio de urgencias y una distribución más adecuada, pues «está mal diseñado y es difícil articular un circuito de urgencias eficaz», y solicita una negociación entre los representantes de los trabajadores y personal sanitario afectado para la realización de un estudio de plantilla.

Por último, desde Satse se aboga por un cambio de mentalidad en los equipos directivos de los centros sanitarios «y dejar de considerar la contratación de enfermeras como un gasto, para pasar a considerarla como una inversión en seguridad de los pacientes y de la salud laboral de los trabajadores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos