Semana Santa en miniatura con los niños como protagonistas

Una de las procesiones infantiles./ROMÁN
Una de las procesiones infantiles. / ROMÁN

El casco histórico vivió en la mañana de ayer una nueva edición de las procesiones infantiles

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Cientos de personas se dieron cita en la mañana de ayer domingo por las calles del casco histórico para disfrutar de la décimo quinta edición de la Semana Santa Chica, una iniciativa promovida desde la Asociación Cultural Cofrade 'El Sudario' con la que los más pequeños, con la ayuda de los mayores, representaron a su manera la Semana de Pasión ubetense.

La propuesta llegó con unos días de retraso pues una semana antes, en los minutos previos a su inicio, fue suspendida por la organización debido a la lluvia. No obstante, en aquel momento, una vez pasada la tormenta, algunas cofradías decidieron seguir con los planes previstos y desarrollar su procesión infantil, teniendo en cuenta que en otro momento muchas familias tendrían otros compromisos, más aún ahora en época de comuniones. Así, ayer faltaron algunas hermandades.

Participaron siete: Borriquillo, Oración en el Huerto, Jesús Nazareno, Expiración, Santo Entierro, Soledad y Resucitado. Tras la concentración en la plaza de San Pedro, los diferentes cortejos pasaron por las calles Juan Pasquau y Real, donde solicitaron la venia, y prosiguieron por María de Molina, Juan Ruiz González y plaza Vázquez de Molina hasta finalizar junto a la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares.

Los niños realizaron así sus particulares desfiles procesionales, dando forma a una Semana Santa en miniatura en la que no faltó ni un detalle: mantillas, capataces, hermanos mayores, bandas de tambores y trompetas, portadores de la cruz de guía, costaleros… hasta la alcaldesa estuvo representada con su bastón de mando. Y los tronos e imágenes reprodujeron fielmente los originales.

Después de quince años de historia, cada vez son más los pequeños que se animan a participar en la Semana Santa Chica, auspiciados por las cofradías ubetenses, encontrando en esta iniciativa su protagonismo y un espacio en el que dar rienda suelta a su propia forma de vivir la Semana Mayor ubetense, como si de un juego se tratara.

Diferentes perspectivas de las procesiones infantiles. / ROMÁN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos