'El sueño de una mañana de verano' que acabó en noche pasada por agua

Público y músicos se refugiaron bajo el pórtico del patio./ROMÁN
Público y músicos se refugiaron bajo el pórtico del patio. / ROMÁN

Un chaparrón obligo a suspender el concierto de la Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE que iba a ser grabado para radio y televisión

ALBERTO ROMÁNÚbeda

No pudo ser. Pese a que el patio central del Hospital de Santiago de Úbeda se había vestido anoche de gala para recibir a la Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE, formación que regresaba a la ciudad para participar de nuevo en su Festival Internacional de Música y Danza 'Ciudad de Úbeda', un inoportuno chaparrón pasó por agua los planes previstos. También los existentes de grabar el concierto por Radio Clásica y 'Los conciertos de La 2' para su posterior emisión.

Junto a la mezzosoprano Gerhild Romberger y al Coro Infantil Elena Peinado, la Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE iba a interpretar la Sinfonía número 3 de Gustav Mahler conocida como 'El sueño de una mañana de verano', algo paradójico pues la noche ya estaba bien entrada y la meteorología no fue precisamente veraniega.

Casi doscientos intérpretes estaban preparados para afrontar esta inmensa obra frente a un patio de butacas abarrotado cuando, tras la introducción del primer movimiento, comenzó a chispear, lo que obligó al director a interrumpir. Tanto los músicos como el público se refugiaron bajo el pórtico del patio en un momento en el que el agua ya caía en tromba, mientras los operarios se dedicaban a cubrir con plásticos parte del escenario y los instrumentos más grandes que no se podían retirar. También plegaron atriles y sillas a la vez que los técnicos retiraban o protegían micrófonos, focos, cámaras y demás equipo.

Hubo momentos de incertidumbre. Pero cuando la tormenta remitió minutos más tarde, se comprobó que era imposible reiniciar el concierto porque todo estaba demasiado mojado. Y aún era más complicado el tema de la grabación, algo en lo que se había estado trabajando durante varios días. Así, no hubo otra opción que la de recoger y desalojar el recinto. Desde la organización del Festival se dijo que en los próximos días será comunicada la fórmula para la devolución del importe de las entradas. Se intentará buscar otra fecha para el recital, aunque es algo complicado. Todo se anunciará oportunamente.

Reconocimiento

Antes de que la lluvia pasara por agua la velada musical, sí pudo entregarse el reconocimiento previsto. El director titular de la orquesta, Miguel Ángel Gómez-Martínez, recibió el Premio Nacional 'Amigos de la Música' que todos los años otorga la organización del evento a personas que han contribuido con su trayectoria al engrandecimiento de la música o la danza. Tras unas palabras de Ana Carmen Ortega, hicieron entrega del galardón el director del Festival, Diego Martínez, y la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares.

Miguel Ángel Gómez-Martínez, natural de Granada, estudió piano, violín y composición en su ciudad, Madrid y Estados Unidos, así como dirección de orquesta en Viena. Ha sido invitado por los teatros de ópera más famosos del mundo, dirigiendo en los festivales de Berlín, Viena, Múnich, Salzburgo, Granada o Santander y las más prestigiosas orquestas (Filarmónica de Viena, Gewandhaus de Leipzig, Staatskapelle de Dresde, Sinfónica de Viena, Royal Philarmonic y Filarmónica de Londres). De 1984 a 1987 fue director titular de la Orquesta Sinfónica de RTVE y también fue director artístico del Teatro de la Zarzuela de Madrid. Desde 2004 es director musical de la Orquesta del Festival de Pascua de Bayreuth y en 2017 asumió, de nuevo, la titularidad de la Orquesta de RTVE.

Miguel Ángel Gómez-Martínez recibió el Premio Nacional 'Amigos de la Música', músicos protegiendo los instrumentos y estampa de los pocos segundos que duró el recital. / ROMÁN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos