El TSJA anula el acuerdo plenario de 2014 por el que se aprobó subrogar a la plantilla de Emdesau

Una de las protestas que protagonizaron los trabajadores de Emdesau./ROMÁN
Una de las protestas que protagonizaron los trabajadores de Emdesau. / ROMÁN

La alcaldesa aclara que no afecta a los actuales trabajadores porque llegaron al Ayuntamiento a través de un acuerdo procedente de un juicio diferente

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

El portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Úbeda, José Robles, anunció que una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) anula el acuerdo plenario del 27 de marzo de 2014 por el que se aprobó subrogar a los trabajadores de Emdesau, anterior empresa mixta responsable de la limpieza viaria, recogida de basura y mantenimiento de jardines. En aquella sesión, siendo alcalde Robles sin mayoría absoluta, el punto se aprobó con los votos de la oposición y el PP siempre cuestionó su validez. Esto dio lugar a que los trabajadores iniciaran un calendario de movilizaciones por las calles de Úbeda para exigir el cumplimiento del acuerdo de subrogación, algo que se materializó con el cambio de signo en la corporación.

El texto del TSJA considera no acreditado el respeto a los principios de mérito y capacidad a la hora de contratar personal laboral, y tiene en cuenta los informes técnicos negativos procedentes de diversas administraciones, como la Abogacía General del Estado o los servicios jurídicos de la Junta, además del propio Ayuntamiento (desde las áreas de Patrimonio, Intervención o Personal). Robles recordó que en su día ya advirtieron que era algo ilegal.

Justo dos años más tarde, en marzo de 2016, la nueva alcaldesa readmitió a los trabajadores como indefinidos en base a un acuerdo que los populares, ya en la oposición, cuestionaron. Y ahora Robles dice que el TSJA les da la razón, pues «no se da el caso de la figura de indefinido como sustento jurídico para la readmisión».

Según el edil del PP, la alcaldesa buscó a toda costa, utilizando «maniobras oscuras», dar cumplimiento a una promesa electoral y pagar así la labor de la plantilla contra el anterior equipo de Gobierno, cuyo resultado en las elecciones se vio influenciado por este tema. Y ahora, dijo, los trabajadores de la extinta Emdesau vuelven a estar «en un limbo» legal. No obstante, la sentencia se puede recurrir ante el Tribunal Supremo.

Réplica

Tras las declaraciones de José Robles, la alcaldesa aclaró que la citada sentencia no afecta a los trabajadores actuales, puesto que la manera en la que llegaron al Ayuntamiento fue a través de un acuerdo procedente de otro juicio diferente a este, por el que hay un convenio ratificado por un juez. «Con lo cual son dos cosas totalmente distintas y una no tiene que ver con la otra», puntualizó. Consideró así que las declaraciones de Robles demuestran un «gran desconocimiento» o que «pretende engañar» a la ciudadanía.

«Hicimos un pleno en el que aprobamos la subrogación de los trabajadores. Ahora la sentencia dice que ese acuerdo plenario no es válido. Pues ya está. Tomaremos las medidas que diga el juez para que ese acuerdo plenario no sea válido», declaró.

Olivares tildó de «lamentable» la postura de Robles y del PP por salir a vender una sentencia «que va en contra de unos trabajadores» y alegrarse por ello. Aunque, como recordó, «en la legislatura pasada ya dieron muestras de que los trabajadores no les importaban. Despedían continuamente y la vida laboral y de Personal se hacía en los juzgados».

Muestra de ello, añadió, fue el montante que se pagó en indemnizaciones por sentencias que daban la razón a los trabajadores del Ayuntamiento. «Ha sido mucho el dinero malgastado en indemnizaciones, que ha salido de las costillas y los riñones de los ubetenses», apostilló la alcaldesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos