Úbeda y Baeza invitan en Fitur a celebrar su quince aniversario como Patrimonio Mundial

Presentación de las actividades especiales programadas./
Presentación de las actividades especiales programadas.

Para esta conmemoración tan especial se ha confeccionado una guía conjunta de actividades culturales, una ruta familiar para desarrollar en ambas localidades y un libro de recetas populares ubetenses y baezanas

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, y la alcaldesa de Baeza, Dolores Marín, presentaron en la mañana de este jueves en Fitur las actividades que se celebrarán en el marco de la celebración del quince aniversario de la declaración de ambas ciudades como Patrimonio de la Humanidad.

Como destacó la primera, esa declaración supuso una gran transformación para ambas localidades, en ámbitos como el económico, turístico, social, cultural y asociativo, entre otros. «Esta declaración está ayudando a configurar estas ciudades como dos municipios más cosmopolitas, más atractivos y modernos, sin perder la esencia de su carácter patrimonial», incidió la regidora ubetense.

En este sentido, resaltó que la ciudadanía ha tomado conciencia de esta declaración y valora la singularidad de la ciudad, «la importancia y la trascendencia de nuestro patrimonio», y comentó que en estos quince años se ha aprendido a valorar más el legado patrimonial y la necesidad de conservarlo para convertirlo en elemento central de crecimiento y desarrollo.

Expresó igualmente que Úbeda es un destino muy particular, incluso dentro del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, «precisamente por el tipo de oferta que tenemos variada y pensada para todos los públicos y demandas sociales».

Actividades

Durante la presentación ambas ciudades mostraron un programa conjunto que recoge las actividades culturales y turísticas que se celebrarán a lo largo de este año, y que servirán de atracción para el turista. Son más de 17 propuestas, aunque de ellas, en 2018, cobrará importancia la celebración del 3 de julio, día en que se conmemorará la declaración como Patrimonio Mundial.

Por otro lado y como novedad, se ha elaborado, por parte de ambos ayuntamientos con la colaboración de la empresa Marco Topo SL, una ruta para conocer ambos destinos en familia. Se trata de un juego educativo, pensado para familias con niños que realicen visitas autoguiadas a las ciudades.

La gastronomía también es nexo de unión entre Úbeda y Baeza, principalmente por su singularidad y por tener como valor fundamental el aceite de oliva virgen extra, ingrediente que ha hecho qu esta tierra sea mundialmente conocida. Para esta promoción gastronómica se ha editado un libro compuesto por un total de veintiséis recetas, aportadas por ambos municipios y contenidas en 32 páginas ilustradas con fotografías de cada uno de los platos. Han sido seleccionadas de entre las aportadas por varias asociaciones de mujeres y de amas de casa, que han tenido la gentileza de cederlas. Se trata de recetas sencillas y muy tradicionales, que casi todos los ubetenses y baezanos conocen, intentando poner la mayor variedad posible de platos, de manera que haya guisos de cazuela, carnes, pescados, verdura y, por supuesto, postres.

Asimismo se ha confeccionado un tríptico para distribuirlo en ferias y eventos promocionales, que contiene ocho recetas detraídas del libro. Recetas populares de las dos ciudades como andrajos con liebre y con bacalao, bacalao a la baezana, potaje de garbanzos con espinacas, potaje de habas secas, morrococo, alcauciles en vinagre y ochíos.

Otro de los atractivos que traerá consigo este quince aniversario serán los descuentos que aplicarán diversos restaurantes y bares, de ambas ciudades, durante los meses de julio y agosto, una promoción de la que más adelante se avanzarán más detalles.

Cultura con mayúsculas

«Van a ser doce meses de música, teatro, arte, gastronomía y literatura», desgranó el presidente de la Diputación, quien subrayó que «hablamos de cultura con mayúsculas en estas dos ciudades y el resto del territorio provincial». En su opinión, serán «doce meses de experiencias en torno a eventos únicos», reiteró Reyes, que valoró que ambas ciudades «sigan apostando por ser un destino cultural de excelencia tanto a nivel andaluz como nacional». Además, enfatizó que «el mejor patrimonio cultural de Europa se puede admirar en Úbeda y Baeza, y en el resto de localidades de la provincia que sin duda aprovecharán el rebufo de los buenos resultados de estas dos ciudades dentro del escenario provincial».

En esta línea, resaltó «el importante trabajo que se ha realizado desde 2003, que ha respondido a las expectativas que tanto Úbeda y Baeza, como la provincia de Jaén, habían depositado en esta declaración». Al respecto, señaló que la declaración de ambas ciudades como Patrimonio de la Humanidad ha sido «un hito que ha catapultado en el ámbito turístico a estas dos ciudades y a la provincia de Jaén y que ha tenido sus consecuencias en el desarrollo económico y social». Estas buenas cifras «han sido motivadas por el extraordinario patrimonio que atesoran estas dos joyas del Renacimiento, pero también por el esfuerzo que han realizado los dos ayuntamientos yendo de la mano, algo que no era normal en esta comarca, y que ha sido posible desde 2015», según apostilló el presidente de la Administración provincial, que aplaudió «la iniciativa de los dos ayuntamientos de poner en valor este quince aniversario como fecha importante».

La Diputación se ha sumado «sin titubear, con recursos, para financiar esta iniciativa que tiene consecuencias positivas en todo el territorio», aseguró Reyes, porque con enclaves como Úbeda y Baeza la provincia de Jaén «se ha convertido en ese gran referente del turismo de interior, apoyado en el turismo de naturaleza, cultural y monumental, y creo que esa es la senda acertada». Los datos de visitantes y pernoctaciones hasta noviembre así lo confirman, como añadió Francisco Reyes, que recordó que Jaén ha crecido en ese periodo un 3,5% en el número de visitantes, más de un 5% en pernoctaciones y «se ha producido un crecimiento sustancial en visitantes internacionales, algo en lo que han tenido que ver los nuevos vuelos desde el aeropuerto Granada-Jaén».

El doble de turistas

Por su parte, la alcaldesa de Baeza, Lola Marín, cifró también en el número de viajeros el éxito de esta declaración para ambas ciudades. En concreto, aseguró que «en los diez últimos años, el turismo se ha duplicado en Baeza», ya que ha pasado «de unos 50.000 visitantes al año hace una década, a los más de 120.000 visitantes con que cerramos el año pasado». «Este dato da una imagen de lo que ha supuesto el paso de Baeza y Úbeda por el marchamo de calidad de Patrimonio de la Humanidad», resaltó Marín.

Además de destacar el año 2003 como clave para este salto cualitativo y cuantitativo, apuntó como importante la inclusión de Úbeda y Baeza en el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, ya que a partir de entonces «estamos en todas las ferias internacionales de turismo, las más prestigiosas, las más lejanas, y las que están posibilitando que el nombre de nuestras ciudades esté sonando y estén de moda dentro del circuito patrimonial de España».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos