JAC Úbeda desarrolló su tradicional campaña de recogida y reparto de juguetes

Miembros de JAC clasificando y empaquetando juguetes./
Miembros de JAC clasificando y empaquetando juguetes.

Sus destinatarios fueron más de doscientos niños y niñas de cero a once años de la localidad cuyas familias están pasando por una situación complicada

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Como es tradición desde hace décadas durante las fiestas navideñas, los Jóvenes de Acción Católica (JAC) de Úbeda desarrollaron su campaña de recogida de juguetes para, en las vísperas del día de Reyes Magos, repartirlos entre familias con hijos que están pasando por una situación complicada. Una labor que sigue la estela del trabajo iniciado en su día por el recordado Antonio Gutiérrez 'el Viejo', quien siempre defendió que ningún niño debe quedarse sin regalos en la jornada del 6 de enero. Algo que supo transmitir a quienes le sucedieron en el colectivo, y éstos a los que fueron llegando después, implicando en ello a decenas de jóvenes.

Durante la Navidad, grupos de jóvenes pasaron por los hogares ubetenses para repartir una carta en la que se explicaba el objetivo de la iniciativa y volvieron días después para recoger los juguetes que desde los domicilios se les facilitaron. Se pidió a los vecinos de Úbeda que, a la vez que compraron regalos para la familia, añadieran algo más para alguien que lo necesite.

Hubo quien optó por llevar directamente su paquete a la sede de JAC, situada en la calle Trinidad. Y un año más colaboraron igualmente diferentes entidades, bien aportando dinero o juguetes, u organizando iniciativas para recaudarlos. Fue el caso de la Fundación Huerta de San Antonio con el concierto 'San Lorenzo Toy Rock' o el Club de Rugby Úbeda Atlantes con un torneo solidario, así como las cofradías de las Angustias y la Santa Cena. Igualmente, algunas empresas locales del sector juguetero hicieron aportaciones o descuentos a Acción Católica.

El objetivo siempre es conseguir juguetes totalmente nuevos, pues no se reparten en esta campaña objetos utilizados aunque se encuentren en muy buen estado, ya que desde JAC consideran que «todos los niños y niñas deben tener la oportunidad de estrenar un juguete durante estas fechas» tan señaladas. Y si faltan regalos una vez contabilizado todo lo recibido, pues no es raro que la lista de beneficiarios sea muy extensa, la asociación se encarga de adquirirlos con sus propios fondos.

Una vez recibidos todos los juguetes, los miembros de JAC prepararon más de cien paquetes para otros tantos hogares, teniendo en cuenta la edad de los beneficiarios. Fueron más de doscientos niños y niñas de cero a once años de la localidad, cuyas familias se seleccionaron previamente en coordinación con los Servicios Sociales locales y algunas parroquias. Y tras el empaquetado, los propios jóvenes hicieron el reparto en las vísperas del día de Reyes Magos a los domicilios, lo cual les sirvió además para tener una imagen más cercana de la realidad social que les rodea.

Algunos de los jóvenes colaboradores.
Algunos de los jóvenes colaboradores.
 

Fotos

Vídeos