Úbeda recibió en Oviedo su reconocimiento como 'Ciudad amiga de la infancia' otorgado por Unicef

Natalia Pérez recogió el reconocimiento./
Natalia Pérez recogió el reconocimiento.

El municipio se compromete con esta distinción a seguir impulsando políticas que redunden positivamente en los derechos de los niños y los adolescentes

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La concejala de Bienestar Social, Natalia Pérez Merino, asistió en Oviedo a la entrega de los VIII Reconocimientos Ciudades Amigas de la Infancia, un acto en el que también estuvieron presentes el presidente del Comité Español de Unicef, Gustavo Suárez; la presidenta del Comité Asturiano de Unicef, María José Platero; la consejera de Derechos Sociales del Principado de Asturias, Pilar Valera; el alcalde de Oviedo, Wenceslao López; y el presidente de la Federación Asturiana de Concejos, Ignacio García, entre otras autoridades representantes del resto de municipios reconocidos con este distintivo. El acto tuvo lugar en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo.

Durante la entrega, la concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Úbeda mostró su satisfacción por la distinción otorgada a la ciudad ubetense y que se une a la de Patrimonio de la Humanidad lograda en 2003. «Este reconocimiento es la prueba de que el modelo de ciudad que está llevando a cabo este equipo de gobierno está teniendo en cuenta también a los más pequeños y los derechos que les son propios», acentuó la edil.

Así mismo, Pérez Merino reconoció que este premio tiene detrás un gran trabajo del Área de Bienestar Social. «En 2017 el Ayuntamiento solicitó formalmente adherirse a la red y con ese empeño se pusieron en marcha diferentes políticas transversales en favor de la infancia y la convivencia familiar, teniendo en cuenta las demandas y solicitudes que se recogen en el Consejo de Participación de Infancia y Adolescencia», matizó.

Estos premios tienen como objetivo reconocer a los gobiernos locales que diseñan políticas públicas basadas en la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), que promueven la participación infantil y adolescente y que impulsan alianzas a favor de la infancia en el ámbito municipal.

El programa comenzó su andadura en 2001, con la idea de contribuir a mejorar las condiciones de vida de los niños y adolescentes, mediante la promoción y la implantación de políticas locales que garanticen su desarrollo integral preservando sus derechos.

Todos los gobiernos que desde 2001 han sido reconocidos, han puesto en marcha un Plan Local de la Infancia, que se sustenta en cinco objetivos: acceso a los servicios sociales de calidad, vivir en un entorno limpio y seguro, poder disfrutar de su vida familiar, juego y ocio, ser respetados y tratados de una manera justa en sus barrios y tener en cuenta sus necesidades en las leyes y políticas que les afectan.

La red

Como se puso en valor en el acto de Oviedo, con los reconocimientos entregados la Red de Ciudades Amigas de la Infancia aumenta de 170 a 274 gobiernos locales adheridos, un dato que implica que actualmente el 41% de los niños viven en municipios cuyas administraciones más cercanas se han comprometido firmemente a llevar a cabo políticas teniendo en cuenta a la infancia y dirigidas expresamente a este colectivo.

En esta edición, finalmente han sido 114 los gobiernos locales distinguidos que se adhieren a la red, 80 los municipios que renuevan su compromiso y 25 las distinciones entregadas por proyectos considerados como Buenas Prácticas en Derechos de Infancia y Política Municipal.

 

Fotos

Vídeos