Úbeda recuerda a Juan Pasquau

Acto desarrollado ante el busto de Juan Pasquau./ROMÁN
Acto desarrollado ante el busto de Juan Pasquau. / ROMÁN

Se descubrió una placa conmemorativa en la fachada de la casa donde vivió y ante su busto del Hospital de Santiago le rindió honores la cofradía de Jesús Nazareno

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Ayer sábado, día 21 de abril, se conmemoró el centenario del nacimiento de Juan Pasquau Guerrero (21 de abril de 1918-10 de junio de 1978), ilustre ubetense que ostenta el título de Hijo Predilecto de la ciudad. Con tal motivo se desarrollaron dos actos para ensalzar su figura y su obra.

Por un lado, se descubrió una placa conmemorativa en la fachada de la casa donde vivió su infancia, situada en el número 41 de la calle Trinidad. Ocurrió en presencia de un buen número de ubetenses, entre ellos la familia de Pasquau. El periodista Pablo Montes dio lectura a un texto del homenajeado. Y posteriormente pronunció unas palabras de agradecimiento su hijo, Juan Pasquau Liaño.

La placa, de piedra, reza así: «en esta casa vivió la familia Pasquau y en ella pasó su infancia Juan Pasquau Guerrero, escritor ubetense e Hijo Predilecto de la ciudad (1918-1978)».

Por otro lado, delante del busto de Juan Pasquau sito en el Patio de la Virgen del Hospital de Santiago, le rindió honores la Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de la que fue alférez. Su hijo, Miguel Pasquau Liaño, destacó cómo su padre dio a Úbeda un visión de sí misma. Tras una ofrenda floral, se hizo una lectura de fragmentos de la obra del ubetense relacionados tanto con la hermandad como con la Semana Santa de Úbeda en general. Asistieron numerosos cofrades y ubetenses así como miembros de la familia Pasquau Liaño.

El acto, que fue presidido por el pendón de Jesús que durante casi cuarenta años fue portado por este ilustre ubetense en la procesión del Viernes Santo, finalizó con la interpretación del 'Miserere' y del 'Himno a Úbeda' a cargo de la Agrupación Musical Ubetense, que tampoco quiso faltar a esta cita de homenaje y recuerdo de una figura indiscutible en el panorama cofrade y literario ubetense.

Con motivo de esta efeméride, la cofradía abrió en su página web un especial dedicado a Juan Pasquau en el que se cuenta con visiones de su persona y de su obra a cargo de Miguel Pasquau, Francisco Pasquau, Antonio del Castillo Vico, Adela Tarifa o Manuel Madrid. Cabe recordar también que fue la cofradía de Jesús Nazareno la que, en la década de 1980, impulsó la elaboración del monumento de Juan Pasquau, encabezando la plataforma cívica que lo hizo posible. De hecho, toda la documentación relativa a esa escultura, obra de Juan Luis Vasallo, se custodia en el archivo de la hermandad.

Año Pasquau

Estas iniciativas marcaron el inicio de una serie de propuestas, como conferencias, publicaciones y exposiciones, que girarán alrededor de la obra y la vida del maestro, escritor y Cronista Oficial de Úbeda durante todo el año de su centenario. Es el homenaje familiar y de amistad a la memoria de un pensador humanista involuntariamente confrontada -cuarenta años tras su muerte- al carácter universal de sus reflexiones cotidianas y sus anhelos.

Esta conmemoración surge de un grupo de ciudadanos que ha intentado implicar a todas las instituciones con las que Juan Pasquau tuvo relación a lo largo de su vida. Y como entidad coordinadora de todas las actividades figura la Fundación Huerta de San Antonio, que ha convertido la iglesia de San Lorenzo en un foco cultural de primer nivel.

Maestro, escritor y pensador

Juan Pasquau es, sin duda, uno de los ubetenses más relevantes del siglo XX. Maestro, escritor y pensador, en su haber está una de las obras literarias más conseguidas de la segunda mitad del siglo XX, desarrollada, básicamente, a través de miles de artículos. Fue impulsor de actividades culturales como la revista VBEDA (pilar fundamental en el renacimiento de la cultura ubetense tras la Guerra Civil), el Instituto de Estudios Sanjuanistas, el Instituto de Estudios Giennenses o el Centro de Iniciativas Turísticas de Úbeda.

En su obra sobre la ciudad se encuentra, posiblemente, el primer cimiento de las muchas aportaciones que a lo largo del tiempo llevarían a la declaración de la misma como Patrimonio de la Humanidad. En este sentido, cabe destacar que Juan Pasquau es el artífice de una brillante construcción teórica de Úbeda, en la que la filosofía se pone al servicio del entendimiento y comprensión de la realidad de ciudad como mecanismo de realización de la misma.

Destaca en este ámbito, su obra más ambiciosa y conseguida, la monumental 'Biografía de Úbeda'. En su bibliografía también figuran 'En busca del hombre perdido', 'Dos temas de Úbeda', 'Todavía Corpus' y diversas recopilaciones de sus artículos periodísticos. Igualmente hay que destacar su aportación ineludible a la construcción de la Semana Santa de Úbeda a partir de 1940, a la que con su interpretación dotó de un sentido y de una filosofía que nadie todavía ha superado y de la que se sigue siendo deudor.

Cronista Oficial de Úbeda, Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Archivero y Bibliotecario Municipal, maestro y director de escuela, Hijo Predilecto de Úbeda y Medalla de Plata de la Ciudad, Cruz de Alfonso X 'El Sabio' por su labor educativa o Premio 'Cronista Cazabán', son algunos de los muchos reconocimientos conseguidos en vida, a los que se sumaron otros muchos tras su muerte, de la que se cumplirán 40 años el próximo 10 de junio. Además, el escritor da nombre, desde 1979, a la Biblioteca Municipal de Úbeda, donde fue archivero-bibliotecario.

Todo ello se quiere remarcar ahora con la celebración del centenario de su nacimiento. Una conmemoración sin más pretensión que la de acercar a sus paisanos la figura y la personalidad, la vida y la obra de uno de los ubetenses a los que más les debe su ciudad.

Descubrimiento de una placa en la casa en la que vivió y ofrenda floral. / ROMÁN

Temas

Úbeda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos