Veteranía y juventud con la guitarra como protagonista

El guitarrista portugués Joaquim Santos Simoës./BALLESTEROS
El guitarrista portugués Joaquim Santos Simoës. / BALLESTEROS

El segundo fin de semana del Festival de Música hizo coincidir al malagueño Pepe Romero y al portugués Joaquim Santos Simoës

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La guitarra fue protagonista en el segundo fin de semana del trigésimo Festival Internacional de Música y Danza 'Ciudad de Úbeda', ya que estuvo presente en dos recitales de auténtico lujo protagonizados por dos virtuosos de las seis cuerdas, uno representando la veteranía y otro los nuevos valores.

Por un lado, en la sala Pintor Elbo del centro cultural Hospital de Santiago actuó el guitarrista malagueño Pepe Romero, quien presentó un magnífico programa integrado por obras de Rodrigo, Brahms, Schubert, Celedonio Romero, Granados o Turina. Una auténtica maravilla.

Músico de renombre a nivel mundial, su contribución en el campo de la guitarra clásica ha inspirado a distinguidos compositores que han escrito obras dedicadas específicamente a él, entre los que figuran Joaquín Rodrigo o Federico Moreno Torroba. Con una extraordinaria técnica, ha actuado tanto en solitario como acompañado de las más importantes orquestas en una interminable lista de grandes salas de conciertos de Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Alemania, Hungría, Rusia, Israel y otros muchos países.

Y por otro lado, con solo unas horas de diferencia y dentro de 'Las matinales del Festival', en el patio del Hotel Álvaro de Torres sonó la guitarra del portugués Joaquim Santos Simoës, quien se ganó al público asistente con un complejo programa integrado por obras de Sor, Regondi, Mertz, Castelnuovo-Tedesco, Rodrigo o Clerch. Sonoros aplausos premiaron su técnica.

Pasó por Úbeda como ganador del primer premio del Certamen Internacional de Guitarra Clásica 'Andrés Segovia' que se celebró en La Herradura (Almuñécar, Granada) el pasado mes de enero, aunque en su palmarés figuran otros premios en varios concursos internacionales. Es uno de los apoyos a los jóvenes intérpretes del festival ubetense.

Sinagoga del Agua

Durante el pasado fin de semana también se materializó el tradicional concierto al filo de la media noche en la Sinagoga del Agua, un espacio especial que el Festival suele visitar todos los años. En esta ocasión actuó el dúo L'Incantari, con Lucía Samitier (voz y arpa) y Arturo Palomares (voz e instrumentos de cuerda), desarrollando el programa 'Échale a la mar' a base de música sefardí, oriental y romances de tradición oral.

Revivieron así los cantos anónimos que provienen de la tradición ibérica y que, como las olas del mar, se han extendido por todos los países del Mediterráneo. Y recrearon aquellas canciones que hunden sus raíces en la música medieval, aportando una nueva visión llena de frescura y sentimiento. Todo ello con instrumentos que reprodujeron sonidos de otras épocas.

Trío

Esta nueva tanda de recitales finalizó con clarinete, viola y piano, formación un tanto inusual pese a su destacada y peculiar sonoridad en conjunto. En concreto, en el auditorio del Hospital de Santiago actuó el trío formado por Joan Enric Lluna (clarinete), Juan Carlos Garvayo (piano) e Isabel Villanueva (viola). Esta última regresaba al festival ubetense tras haber participado hace años en uno de los recitales que se ofrecen a nuevos talentos, por lo que resultó de lo más agradable comprobar su crecimiento como intérprete. Junto a sus compañeros interpretó obras de Schumann, Mozart y Francaix.

Pepe Romero, concierto en la Sinagoga del Agua y trío de clarinete, viola y piano. / ROMÁN Y BALLESTEROS

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos