Visita de la delegada de Educación a los colegios Virgen de Guadalupe y Juan Pasquau

La delegada y la alcaldesa en el colegio Juan Pasquau./
La delegada y la alcaldesa en el colegio Juan Pasquau.

En el primero ha conocido un belén elaborado con materiales reciclados y en el segundo las mejoras realizadas en las instalaciones

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La delegada de Educación, Yolanda Caballero, visitó en la mañana de este viernes, junto a la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, los colegios de Educación Infantil y Primaria de la localidad Virgen de Guadalupe y Juan Pasquau para reunirse con las comunidades educativas de los dos centros y escuchar sus sugerencias al objeto de «mejorar la educación en Úbeda».

En el primero de los colegios conoció el belén que todos los años se realiza con materiales reciclados. «Se trata de uno de los belenes más populares y peculiares de la provincia, en el que el alumnado y el profesorado aprovechan materiales reciclados para crearlo aportando tanta luz y alegría al centro en estas fechas», destacó Caballero, que afirmó que esta iniciativa representa un claro ejemplo de innovación en materia de educación medioambiental. De hecho, este colegio participa en dos modalidades del Programa Aldea y forma parte de la Red Andaluza de Ecoescuelas que están muy comprometidas con resolver los problemas medio ambientales del entorno.

Asimismo, Caballero comentó que el centro, en su afán de innovación y mejora, es uno de los dieciséis que participan en el programa 'Vivir y sentir el patrimonio'. No en vano, en el belén se representan diferentes edificios monumentales de la localidad Patrimonio de la Humanidad. «Es una gran idea aprovechar el belén navideño para mostrar la belleza y riqueza patrimonial de Úbeda, porque el alumnado se forma en todos los aspectos», resaltó la delegada.

Obras

Por otro lado, Caballero visitó las instalaciones del CEIP Juan Pasquau para conocer sobre el terreno el estado de las obras de reforma y mejora que se acometieron el pasado verano. En la actuación se sustituyó la carpintería exterior del edificio de infantil. Las ventanas antiguas eran abatibles y era necesario cambiarlas, y además, con su renovación se ha mejorado la eficiencia energética y el comportamiento térmico. Asimismo, se arreglaron íntegramente los aseos, se remodelaron los vestíbulos del edificio de infantil para crear un aseo adaptado a minusválidos en la planta baja y en la primera planta se construyó un aseo para el profesorado. Por último, se sustituyó toda la iluminación por tubos de led más eficientes.

«Era una actuación necesaria para mejorar las condiciones del colegio. Todos los trabajos se realizaron con un presupuesto de algo más de 50.000 euros, que mejorará el día a día de los 376 alumnos y alumnas del centro y, en suma, de toda la comunidad educativa», concluyó.

Visita al belén del colegio Virgen de Guadalupe.
Visita al belén del colegio Virgen de Guadalupe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos