Vuelven las máquinas a la A-32

El ministro y el resto de asistentes escuchan las explicaciones del jefe de obra en el tramo Úbeda-Torreperogil. / ROMÁN

Ayer comenzaron las obras entre Úbeda y Torreperogil y en agosto lo harán entre Torreperogil y Villacarrillo y entre Villacarrillo y Villanueva del Arzobispo

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció este martes que las obras de los tres tramos de la A-32, que une la A-44 en Bailén con Albacete, paralizadas en 2010 por la crisis económica, estarán a pleno rendimiento en agosto y se espera estén finalizadas en 2019.

Se trata de cerca de 50 kilómetros que supondrán una inversión de 236 millones de euros, cuyas obras comenzaron este mismo martes en el primero de los tramos, entre Úbeda-Torreperogil, y que visitó el ministro acompañado, entre otros, del secretario de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya; el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; la subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina; el delegado territorial de Fomento y Vivienda de la Junta en Jaén, Rafael Valdivielso; o del diputado de Infraestructuras Municipales, José Castro. También estuvieron presentes alcaldes, alcaldesas y representantes municipales de localidades de las comarcas que se beneficiarán de esta infraestructura y que llevan una década esperando al reinicio de las obras.

Es precisamente el tramo Úbeda-Torreperogil, de 16 kilómetros y cuya construcción se ha reanudado ahora, el que más circulación concentrará, con más de 9.000 vehículos diarios de media. Se encuentra en su conjunto al 50% de ejecución, tiene una inversión de 74 millones de euros, que con el modificado realizado, y firmado el 14 de julio, aumentará hasta los 84 millones, incluyendo el pago de más de 33 millones de euros en expropiaciones, que ya se han abonado en su totalidad. «La ralentización de las actuaciones ha sido el trámite del modificado de obra, que finalmente hemos resuelto y que es lo que nos permite estar aquí con el reinicio de estas actuaciones», indicó el ministro.

De la Serna subrayó lo que supone el regreso de la actividad después de diez años con las máquinas paradas para un proyecto como la A-32 que «vertebra muchos municipios». «Se trata de un tramo que se reactiva con total intensidad hasta finalización de las obras», dijo a los periodistas el ministro, quien subrayó que «poner en marcha obras que se paralizan conlleva un esfuerzo administrativo», pero también «voluntad política» para hacer realidad una autovía que comunicará Andalucía con el Levante, entre Bailén y Albacete, en 237 kilómetros, de los cuales 133,6 discurren por la provincia de Jaén y el resto por la de Albacete.

Los otros dos tramos, discurren entre Torreperogil y Villacarrillo, con una inversión de 64 millones de euros para 14 kilómetros, y Villacarrillo y Villanueva del Arzobispo, con una inversión de 87 millones de euros, cuyas obras empezarán en el mes de agosto «al cien por cien de actividad», según anunció Íñigo de la Serna.

Se trata de una infraestructura muy reclamada. Precisamente está prevista para este miércoles por la tarde una nueva protesta en Villacarrillo convocada por la Plataforma en favor de la A-32 (Linares-Albacete). El colectivo se ha movilizado en varias ocasiones, llegando a cortar la N-322 para exigir al Gobierno central una apuesta decidida por esta infraestructura que suponga su finalización.

Y en el último año, medio centenar de alcaldes de ambas provincias se han unido para pedir la finalización de las obras, cuya primera piedra se puso en 1996, que una vez finalizadas permitirán la conexión directa por autovía entre Andalucía, la Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia y Cataluña, a través de la ciudad de Albacete.

De la Serna calificó de «justas» las reivindicaciones procedentes, entre otros, de ayuntamientos, vecinos, diputaciones y formaciones políticas como el PSOE que han abogado por la reactivación de las obras tras una década de estar paradas. En este punto, el ministro apuntó que la A-32 es «una deuda pendiente que el Gobierno tiene con la provincia de Jaén».

Otras obras e inversiones

El ministro aprovechó su presencia en la provincia de Jaén para anunciar también que se dará el visto bueno al enlace de la A-44 con Mengíbar, solicitado por la Junta de Andalucía, y que permitirá acceder a través de esta carretera al Parque Tecnológico de Geolit.

Asimismo, aseguró que está en fase de redacción el proyecto de construcción del acceso a Baeza desde la A-32 mediante un semienlace, una petición que hizo su alcaldesa por carta, entregada al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su última visita a la A-32 para inaugurar uno de sus tramos. De la Serna dijo que se trata de un proyecto en el que se prevé invertir en torno a tres millones de euros y que actualmente se encuentra en fase de redacción. «Existe un compromiso político para actualizar la normativa vigente y proceder en el año 2018 a su licitación», señaló el ministro, y añadió que dicho semienlace «no es una actuación de grandísima envergadura, pero la funcionalidad lo merece».

Íñigo de la Serna recordó otras inversiones que afectan a la provincia como la línea de velocidad alta entre Madrid y Jaén, también paralizada durante años y en la que han comenzado algunas obras en la provincia de Toledo, y se han conseguido resolver los problemas en el tramo entre Grañena-Jaén.

Las protestas continuarán

La Plataforma por la A-32 volverá a manifestarse este miércoles en Villacarrillo y mantendrá su calendario de protestas en semanas alternas para los meses de agosto y septiembre pese al anuncio del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, del reinicio durante este verano de las obras en el trayecto comprendido entre los municipios de Úbeda y Villanueva del Arzobispo.

«No vamos a parar hasta tener datos objetivos», dijo la portavoz de la plataforma, Maribel Rescalvo, quien recordó que «han sido muchas veces los anuncios de este tipo y al final se han quedado en nada», de ahí que «desde la plataforma vamos a seguir para pedir que de una vez por todas se termine la A-32».

Rescalvo lamentó que desde la Subdelegación del Gobierno no se invitara a la plataforma a asistir a la visita de este martes del ministro al tramo Úbeda-Torreperogil con motivo del reinicio de las obras. «Nos hubiera gustado que se contara con nosotros, pero de todas formas vamos a seguir en nuestro objetivo», dijo la portavoz.

La manifestación de este miércoles, autorizada por la Subdelegación del Gobierno en Jaén, partirá a las siete y media de la tarde desde el polideportivo de Villacarrillo y tiene previsto recorrer toda la travesía urbana de la N-322 hasta la salida del municipio. No serán solo manifestantes, también se sumarán camiones y vehículos agrarios para reclamar la finalización de la A-32, cuyas obras se paralizaron en 2010.

«No es un capricho, es una necesidad», dijo Rescalvo, aludiendo al lema que se viene utilizando en las protestas. La de este miércoles será la segunda, y la tercera está previsto que se lleve a cabo en la primera semana de agosto en Torreperogil, para seguir después con una nueva marcha en Úbeda. Así, hasta llegar a septiembre, mes en el que «nos trasladaremos a Madrid, al Ministerio de Fomento para llevar nuestras reivindicaciones».

Rescalvo quiso dejar claro que en la plataforma no hay colores políticos y que se trata de una iniciativa ciudadana desde la que se pide «algo de justicia, como es que se acaben las obras».

Arriba, el ministro junto a alcaldes de la zona. Abajo, reinicio de las obras e intervención del responsable de Fomento. / ROMÁN

Fotos

Vídeos