La iglesia de Santa María ha sido declarada como templo no parroquial

La iglesia de Santa María ha sido declarada como templo no parroquial
  • Recientemente, el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, dispuso declarar la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda como templo no parroquial, el cual será atendido temporalmente por un rector. Según informó la Unión de Cofradías de Semana Santa, días posteriores se supo que la persona designada para el cargo es Juan Ignacio Damas, actual arcipreste y consiliario del máximo órgano cofrade de la localidad.

De esta forma, Santa María queda desvinculada de la parroquia de San Pablo, funcionando de una forma independiente. Para tomar esta decisión, desde el Obispado se ha tenido en cuenta la singularidad histórica y artística del templo que, además, es sede habitual de la Virgen de Guadalupe, Patrona de Úbeda, y de un buen número de titulares de cofradías. Asimismo ha influido la constante demanda para su visita turística y la conveniencia de instalar un museo propio para custodia y exposición de sus obras más relevantes.

De esta forma, según el decreto dictado, se recomienda al rector o sacerdotes delegados por él, la celebración diaria de la eucaristía y de otras funciones litúrgicas relacionadas con la Patrona o con las hermandades que tienen allí su sede. Asimismo, podrán también celebrarse matrimonios, inscribiéndose los mismos en el archivo parroquial de San Pablo. Finalmente, se solicita que se vele especialmente por la conservación y decoro de los objetos sagrados y edificios, por la atención turística «y para que nada desdiga de la santidad al lugar y respeto a la casa de Dios».

En otro orden de asuntos, junto a la designación del rector de Santa María, el obispo firmó recientemente varios nombramientos que afectan a la ciudad ubetense. Concretamente, Pedro Ruiz Calvente ha sido nombrado capellán del hospital San Juan de la Cruz y Fernando Bravo Miralles ha sido designado adscrito a las parroquias de San Nicolás de Bari y Santo Tomás Apóstol.