Vecinos de la Explanada denuncian los incumplimientos del nuevo gobierno

Vecinos de la Explanada denuncian los incumplimientos del nuevo gobierno
  • La Asociación de Vecinos Explanada de Úbeda ha mostrado su malestar «por la falta de respuesta del nuevo gobierno municipal» hacia las reivindicaciones del colectivo, así como «por el incumplimiento de las expectativas creadas en periodo pre-electoral». Y es que, antes de las elecciones municipales un representante del PP les solicitó una entrevista para conocer de primera mano los deseos e inquietudes de la asociación, al igual que hicieron otros grupos políticos que concurrían a los comicios. Pero seis meses después, nada se sabe de los temas que se pusieron sobre la mesa.

Según recuerdan los habitantes de la zona, en dicha entrevista coincidieron en bastantes puntos de vista y quedó claro que los vecinos no esperaban obras faraónicas, pero sí que lo que hay en la barriada se conservara adecuadamente, como las aceras, jardines, parques, iluminación, etcétera. Y de la misma manera, hubo acuerdo en que es preciso lograr una ciudad más habitable y que para ello hay que corregir situaciones y conductas inapropiadas para la convivencia entre todos los ciudadanos, haciendo cumplir las normas establecidas.

Con la nueva corporación formada, con fecha 24 de junio la asociación elevó un primer escrito al alcalde, José Robles, en el que aparte de felicitarle por su nombramiento solicitaban una serie de cuestiones pendientes de solucionar. Y también brindaban su colaboración para conseguir unas relaciones fluidas entre administración y ciudadanos. Cuatro meses más tarde, en vista de la falta de respuesta, con fecha 24 de octubre volvieron a dirigirse al primer edil, aportando un extenso reportaje fotográfico sobre los temas sobre los que pedían una respuesta inmediata para dar traslado a los socios en asamblea. Pero este escrito tampoco ha merecido una respuesta por parte del nuevo gobierno municipal.

Por esta razón, desde la Explanada dicen sentirse «defraudados» ante lo que entienden como «promesas incumplidas», ya que opinan que ha pasado un tiempo más que prudencial para que, al menos, hubieran tenido acuse de recibo a los escritos enviados.

Indiferencia

De esta forma, critican «la indiferencia mostrada hacia el colectivo vecinal» y piden públicamente «una rectificación en la forma de actuar del nuevo gobierno municipal», instando a los partidos de la oposición a que apoyen sus reivindicaciones «que sólo pretenden una ciudad mejor para todos, así como utilizar el colectivo vecinal para una mayor fluidez en las comunicaciones entre ambos».

Reivindicaciones

Entre los asuntos incluidos en sus escritos, el colectivo hablaba de falta de sede para la asociación, calles y acerados en mal estado, falta de higiene y control para evitar deposiciones de perros, falta de vigilancia para que no haya destrozos en mobiliario urbano y daños en fachadas por pintadas, falta de mantenimiento de parques y jardines, uso inadecuado de basureros, y terrazas de verano y ocupación de espacio para vehículos.

De la misma forma, solicitaban la remodelación del parque del Gallo Rojo «eliminando las piedras que pueden producir lesiones a los pequeños usuarios», pasos de peatones en resalto para evitar el abuso de los automovilistas que no respetan los límites de velocidad sobre todo en las inmediaciones de los centros escolares, mejora de la señalización y vigilancia para el obligado cumplimiento, o una tarjeta verde para los vecinos afectados por la zona azul.

Y finalmente pedían la ampliación del gas ciudad a barrios interesados en este servicio. una iluminación adecuada evitando demoras en la reparación en caso de averías «como ocurrió recientemente que estuvo la zona de la Explanada varios días a oscuras», facilidades para la práctica deportiva en los patios de los centros escolares fuera del horario lectivo, y respeto para un paso para peatones en las obras de remodelación del colegio Sebastián de Córdoba, inexistente u ocupado por vehículos que obligan a los viandantes a salir a la calzada con riesgo para su integridad física «como podemos comprobar los vecinos de la zona a diario».