Todos los agentes disponibles trabajarán para que la feria se desarrolle con normalidad

Reunión de la Junta Local de Seguridad./
Reunión de la Junta Local de Seguridad.

En Úbeda se ha producido un descenso del 6,56% de los delitos calificados como graves, en especial de los robos con fuerza en las cosas

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La Subdelegación del Gobierno en Jaén y el Ayuntamiento coordinaron el dispositivo especial preparado con motivo de la celebración de la Feria de San Miguel, que se desarrollará del 28 de septiembre hasta el 5 de octubre. Lo hicieron en una reunión de la Junta Local de Seguridad, a la que asistieron representantes de todos los cuerpos y organismos implicados y que sirvió además para analizar la evolución de los índices de delincuencia en el municipio en lo que va de año.

Presidieron el encuentro la subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, y la alcaldesa de Úbeda, Toni Olivares. La primera destacó la amplitud del operativo previsto para estos días, un dispositivo que calificó como «muy completo». «Es similar al que se puso en marcha en años anteriores ya que se ha demostrado que funciona bien y con mucha eficacia, puesto que no se produjeron incidentes de consideración», explicó Madueño.

La subdelegada del Gobierno aclaró que la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local trabajarán de forma coordinada para velar por la seguridad ciudadana durante la feria. Así, la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Úbeda dispondrá de todos los efectivos disponibles, lo que supondrá «poner en el ferial» una media de entre diez a dieciséis agentes diarios, en función de la jornada y de la franja horaria. A esa cifra hay que sumar los refuerzos que llegarán desde otras comisarías, como Jaén o Linares, la unidad especial de caballería, que tendrá presencia todos los días de feria, y los policías que realizarán labores operativas y administrativas en materia de extranjería.

Del mismo modo, la Guardia Civil también velará para que la circulación vial en las principales carreteras de acceso a Úbeda se desarrolle con total normalidad. Los agentes de las patrullas tendrán el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la comandancia, del Seprona y del Subsector de Tráfico. Al hilo, se intensificarán los controles de detección de alcohol y drogas a los conductores, así como también se vigilarán otras conductas, como las distracciones al volante, que pueden ser causa de accidente.

Toda la plantilla disponible de la Policía Local, de los Bomberos de Úbeda, los voluntarios de Protección Civil y los servicios sanitarios completarán un dispositivo amplio y que se ha revelado como eficaz, tal y como señaló la alcaldesa de Úbeda. Toni Olivares resaltó la «colaboración» de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad. También hizo un llamamiento al civismo: «son días de feria, para poder divertirse y estar en familia, por lo que hay que evitar conductas conflictivas. Si las hubiera, que a nadie le quepa duda que este dispositivo les dará respuesta», apuntó.

Delincuencia

La reunión de la Junta Local de Seguridad Ciudadana sirvió, igualmente, para analizar las estadísticas de la delincuencia en Úbeda. Así, la Policía Nacional explicó que se ha producido un descenso de un 6,56% de los delitos calificados como graves, en especial de los robos con fuerza en las cosas. Sí preocupa el incremento de las estafas por internet, por lo que se pide a la ciudadanía precaución a la hora de realizar cualquier operación en la red.

En cuanto a la eficacia policial, la subdelegada del Gobierno destacó que el índice se sitúa por encima del 49%, uno de los más altos del país. Por ello, felicitó a la Policía Nacional y a la Guardia Civil. Catalina Madueño hizo especial mención a la reciente operación antidroga realizada por la comandancia de Jaén en la ciudad ubetense y en Torreperogil y que permitió detener a 27 personas por delitos contra la salud pública e intervenir una importante cantidad de sustancias estupefacientes: «Este tipo de intervenciones son las que hacen que Úbeda sea hoy una ciudad mucho más segura y que sus habitantes puedan estar más tranquilos», concluyó la subdelegada.