El albergue de temporeros de Úbeda cerrará sus puertas el próximo 23 de enero

Albergue de Úbeda./ROMÁN
Albergue de Úbeda. / ROMÁN

La Comisión Local Permanente para la Inmigración destacó la normalidad en el transcurso de la campaña

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El albergue municipal para temporeros de Úbeda, situado en el polígono industrial Los Cerros y que abrió sus puertas el pasado 26 de noviembre, cerrará sus puertas definitivamente el próximo miércoles 23 de enero, aunque en los días previos, lunes 21 y martes 22, se irá reduciendo su actividad de atención a las personas desplazadas hasta la ciudad en busca de trabajo durante la campaña de recogida de la aceituna. Así se decidió en la última reunión de la Comisión Local Permanente para la Inmigración, celebrada en la sacristía del Hospital de Santiago.

«Entendemos que tiene que ser un cierre paulatino, para que estas persona que ocupan el albergue tengan tiempo de buscar un alojamiento o pedir un billete de desplazamiento en busca de un nuevo destino», dijo la concejala de Bienestar Social, Natalia Pérez Merino, quien avanzó la valoración del desarrollo de la campaña de recogida de aceituna 2018-2019 realizada desde la Comisión Local Permanente para la Inmigración.

En términos generales, los miembros de este órgano manifestaron que ha sido una campaña buena porque ha habido mucho trabajo y que se ha desarrollado con normalidad. Bien es cierto, afirmó Pérez Merino, que se esperaba mayor presencia de temporeros, pero sin embargo, pese a anunciarse una campaña de fruto más intensa que las anteriores, los datos de temporeros nacionales e internacionales no ha variado demasiado con respecto a los registrados en años precedentes.

El albergue ha cumplido su compromiso con la red de la provincia y ha tenido cierta flexibilidad en el alojamiento entre las personas que han hecho uso de este servicio. Además, el Ayuntamiento de Úbeda activó el dispositivo de emergencia con motivo de la bajada de temperaturas en días puntuales de la campaña y será el último en cerrar de la provincia.

En cuanto a las prestaciones, el área de Bienestar Social ha registrado hasta ahora un total de 1.249, atendiéndose a 533 usuarios y ofreciendo 800 servicios de ducha. La ocupación media ha sido del 50% del espacio total habilitado, excepto un día que se ocuparon todas las plazas.

En las instalaciones se ofrecen servicios de alojamiento y manutención, para las personas que se alojan en este espacio; de aseo, también para quienes no son usuarios; de ocio, con una zona específica para conversar, ver la televisión o entretenerse con juegos de mesa; y de almacenaje de equipajes. Pérez Merino destacó que este año, además, se ha sumado un nuevo servicio en el albergue, concretamente el de lavandería, que ha sido muy eficaz y efectivo, y que ha dado respuesta a una demanda de los usuarios. A todo ello hay que añadir la puesta en marcha, desde el año pasado, de un punto de información situado en la propia estación de autobuses, reforzado por un mediador intercultural.

Respecto al personal que atiende el albergue, son cuatro conserjes limpiadores, tres vigilantes de seguridad, dos auxiliares administrativos, un trabajador social y un mediador intercultural, reforzados por personal del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Úbeda, así como por Policía Local y Policía Nacional.

Temas

Úbeda