Antonio Jesús Martínez durante su pregón. / COSTALEROS

Antonio Jesús Martínez Olivares pronunció el Pregón del Costalero

Habló desde su experiencia personal bajo el paso de palio de María Santísima de los Dolores de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración

ALBERTO ROMÁN Úbeda

El auditorio del Hospital de Santiago acogió la vigésimo octava edición del Pregón del Costalero, un acto que organiza anualmente la Hermandad de Costaleros del Santísimo Cristo de la Pasión y que por fin se pudo recuperar tras su ausencia debido a la pandemia. Fue pronunciado por Antonio Jesús Martínez Olivares, quien se quedó en puertas en el año 2020 y tuvo que esperar dos años para ensalzar la figura del costalero desde su experiencia personal bajo el paso de palio de María Santísima de los Dolores de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración.

Fue presentado por su amigo y compañero de Viernes Santo, Antonio Ramos García, quien realizó una semblanza surgida del corazón y la admiración, destacando su calidad humana, compromiso y profundas creencias. Una vez que el pregonero ocupó el atril, echó mano de recuerdos, relatando momentos muy especiales para él y deteniéndose en muchas de las personas que le han ido acompañando en su trayectoria cofrade.

Llevó así a los presentes hasta la iglesia de la Trinidad, donde para él se concentran tantas vivencias, emociones, amistades y tradiciones. Y ese recorrido tan personal que hilaron sus palabras estuvo guiado por las melodías que fue interpretando al piano otro buen amigo José María Expósito, quien cerro el acto ofreciendo la marcha 'Costaleros' del maestro Gabriel Barbero de la Blanca justo cuando se cumplían treinta años de su composición y estreno en ese mismo auditorio.