El Ayuntamiento reconoció a los voluntarios que hicieron posible la Noche del Patrimonio

Foto de familia de los voluntarios./
Foto de familia de los voluntarios.

La concejala de Turismo destacó la gran participación en todas las actividades programadas para la ocasión

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El salón de plenos del Ayuntamiento de Úbeda acogió en días pasados la entrega de diplomas a los voluntarios que hicieron posible la Noche del Patrimonio, una iniciativa impulsada por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España y en la que colabora el Consistorio ubetense.

Este año fue imprescindible la ayuda de más de un centenar de personas de diferentes colectivos, procedentes de todos los espacios turísticos colaboradores, alumnos de los módulos formativos de turismo de los centros educativos Sagrada Familia y Los Cerros de la ciudad, junto con miembros de la Asociación Úbeda por la Cultura.

La concejala de Turismo, Elena Rodríguez, destacó que el programa de actividades fue «muy extenso y variado», con el objetivo de que los asistentes conocieran y disfrutaran del rico patrimonio de la ciudad, incorporándose a esta segunda edición nuevos espacios. «De nuevo, la iniciativa fue muy bien acogida por los ciudadanos, tanto de Úbeda como de la provincia, así como de los turistas que pasaron por esta tierra», acentuó.

Rodríguez recordó que el público pudo disfrutar de nueve a doce de la noche de un total de diecinueve espacios, tres más que en 2018. Para las degustaciones y visitas guiadas era necesaria una inscripción previa, y durante los cinco días anteriores se fueron haciendo reservas mediante teléfono o personalmente en la Oficina de Turismo con gran acogida. Se completó el cupo de todas las visitas en los primeros días, señal de que la iniciativa levantaba gran expectación.

La danza también fue protagonista de esta noche. En el auditorio del Hospital de Santiago se celebró el espectáculo de danza contemporánea 'Oriri', creado e interpretado por Manuel Rodríguez, con el asesoramiento artístico y coordinación de Escena Patrimonio y el patrocinio del grupo de ciudades patrimoniales. La entrada era libre, sin reserva, y se habilitaron dos pases hasta completar aforo. En ambos se llenó el patio de butacas. La Escuela Municipal de Danza 'Conchita Álamos' también actúo durante la Noche del Patrimonio en el kiosco de la plaza Primero de Mayo, con otros dos pases de un espectáculo de danza española y flamenco, dirigido por María Jesús Gómez.

Entre las actividades llevadas a cabo, la Asociación Astronómica Quarks realizó el experimento 'Los hemisferios de Magdeburgo' en el patio lateral del Hospital de Santiago. También se realizaron a cargo de esta asociación actividades de observación en su planetario, con puertas abiertas toda la noche.

La música también sonó gracias a la Agrupación Musical Isaac Albéniz que llevó a cabo tres pases en las instalaciones del Museo Arqueológico. Y en el Oratorio del Convento de San Miguel se desarrolló la actuación del Coro Llama de Amor Viva, también en tres pases.

Al mismo tiempo, en los Honrados Viejos del Salvador se pudo disfrutar de la exposición 'Agua, barro y modelaje', de Cristina Garrido, con gran afluencia de público. Y además de todos los espacios abiertos se pudo visitar de manera libre el campanario de la Torre del Reloj, que registró unas mil visitas durante la velada, y la iglesia de San Lorenzo, que también contó con una buena afluencia de visitantes.

Se cerró así esta segunda Noche del Patrimonio con un balance realmente positivo, aumentando significativamente el número de personas participantes. La concejala de Turismo estimó, en base a los datos obtenidos, que circularon más de tres mil personas entre todos los espacios de la ciudad, convirtiéndose en una noche mágica para todos, tanto ubetenses como turistas, con un alto nivel de participación y demanda creciente de cara a próximas ediciones.