Bailando todo lo aprendido en el último año

Un momento del festival./ROMÁN
Un momento del festival. / ROMÁN

La Escuela de Danza y Pilates Rocío celebró su festival de fin de curso

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El Teatro Don Bosco del colegio Salesiano acogió la séptima edición del festival de fin de curso de la Escuela de Danza y Pilates Rocío, una cita ya habitual que este año se adelantó en el calendario por el avanzado estado de gestación de la profesora, Rocío Martínez Campos. No quiso dejar de estar en escena, bailando junto al resto, donde ya se le notó su feliz espera.

Alrededor de ochenta personas participaron en este variado espectáculos, desde los tres años en adelante. Hubo bailes de danza clásica, contemporáneo, flamenco, danza española y zumba, coreografías que pusieron movimiento a música muy variada y actual. El numeroso público asistente pudo así comprobar lo aprendido en el último curso por el alumnado y ver su evolución. Todo ello fue presentado por Silvia Sánchez.