Vista del Mercado de Abastos la pasada Navidad. / ROMÁN

Balance positivo del servicio de reparto a domicilio que funcionó en el Mercado de Abastos durante las navidades

El informe de valoración considera que sería positivo estudiar su mantenimiento, aunque solo sea los fines de semana

ALBERTO ROMÁN Úbeda

El servicio gratuito de reparto a domicilio que funcionó durante las navidades en el Mercado de Abastos, puesto en marcha por el Ayuntamiento y la Asociación Local de Comercio, Industria y Servicios (Alciser), tuvo muy buena acogida y convendría estudiar su mantenimiento todo el año, aunque solo sea los fines de semana y más aún cuando los puestos sean trasladados a una ubicación provisional mientras se interviene en la mejora integral de su actual emplazamiento.

Esa es una de las conclusiones a las que llega el informe realizado por Alciser, como entidad que prestó el servicio, y que se ha entregado a la Concejalía de Comercio a modo de balance, desgranando pormenorizadamente todos los datos obtenidos. Considera así que el reparto a domicilio es una forma importante de dar a conocer el mercado y garantizar su proyección futura.

La iniciativa se puso en marcha para hacer los productos más accesibles, incrementar las ventas durante estas fiestas navideñas y, de camino, paliar los efectos negativos de las obras que se están desarrollando en la calle Corredera de San Fernando, las cuales ya han llegado a la altura de este centro del comercio tradicional.

De esta forma se facilitó que la gente apostara por hacer su compra en el mercado, sin necesidad de desplazarse, solo haciendo su encargo en cualquiera de los establecimientos adheridos. Hubo dos modalidades de encargo: por un lado, hacer la compra presencial y pedir que la llevaran a casa, y por otro lado, realizar el pedido por teléfono al establecimiento del mercado y solicitar el servicio de reparto a domicilio. Y los pagos pudieron hacerse por Bizum, TPV o en efectivo una vez que llegaba el género a las casas.

Alciser se encargó de la parte logística y el Ayuntamiento asumió la inversión de este servicio temporal de reparto que benefició al cliente y a los comerciantes. Y para ello se contó con un vehículo totalmente adaptado y refrigerado de cara al transporte de productos frescos, tal y como marca la normativa vigente en materia de manipulación de alimentos. Entre el 15 de diciembre y el 8 de enero (menos los lunes y domingos), al día se realizaron un total de seis intervalos de reparto, uno a cada hora en punto. Así, dependiendo de cuándo se hacía el pedido, el producto se llevaba en una tanda o en otra.

En esta iniciativa participaron cinco carnicerías, tres charcuterías, un establecimiento de dulces, otro de frutos secos, uno de flores, dos de frutas y verduras, dos de hortalizas, una panadería, cuatro marisquerías y pescaderías y uno de productos ecológicos. Y supuso una inversión de 4.000 euros más IVA en concepto de contrato de la persona encargada, alquiler de la furgoneta, combustible, serigrafía del vehículo y publicidad de la campaña.

Zonas, productos y edad

Según los datos recabados por Alciser en cuanto a la demanda, el 63% de los pedidos fueron de frutas y verduras, el 34% de carnicería y el 3 por ciento del resto de establecimientos (pescado, bollería, etcétera). Y las zonas que más demandaron esta prestación fueron las calles del casco histórico, donde se encuentra la mayor parte de la clientela del mercado. Hubo una media de entre 14 y 18 envíos diarios, con un incremento notable los días 23, 14, 30 y 31 de diciembre.

Los clientes que más demandaron el servicio fueron personas de más de 60 años. La razón que exponían es que les era más fácil que les llevaran la compra a casa por el peso y dificultad del traslado de la misma, lo que se relaciona con el hecho de que los productos que más se enviaron fueron frutas y verduras. Y en relación al modo de pago de la compra, en la gran mayoría de los casos se hizo en efectivo, bien al repartidor o directamente en el puesto antes o después de que le llevaran la mercancía.

Tras hablar con todos los implicados, desde Alciser se concluye que el servicio ha sido todo un éxito, por lo que aconseja estudiar su continuidad y la forma de mantenerlo económicamente. En definitiva, se trata de modernizar los servicios que se prestan, optimizar las ventas y dar más comodidades a la clientela.

Temas

Úbeda