Un momento de la actividad.

Bétula Lúdica desarrolló una sesión de 'jugger' para dar a conocer este juego en la ciudad

Es un deporte que mezcla tácticas de otros deportes como el rugby, el hockey o la esgrima

ALBERTO ROMÁN Úbeda

Las instalaciones del Polideportivo Antonio Gutiérrez 'El Viejo' acogieron en la mañana de ayer una sesión de 'jugger', una actividad deportiva y de ocio que fue promovida por la Concejalía de Juventud y organizada por la Asociación Bétula Lúdica, en la que participaron niños y niñas del campamento urbano. Esta iniciativa, como resaltó el concejal responsable, Diego Cano Jiménez, formó parte de la programación de verano del área de Juventud. «Queríamos que fuera una programación en la que tuvieran cabida todos los jóvenes y atender así sus gustos y demandas», comentó.

El edil recordó que la asociación está colaborando activamente con el Ayuntamiento a lo largo del año, no solo con la celebración de eventos, sino a la hora de dinamizar el Centro de Información Juvenil, en La Central, con las sesiones mensuales de juegos de mesa, rol, diversos talleres y otras alternativas de ocio. «Agradecemos la colaboración que hacen todos los meses, ya que es un trabajo muy importante que realizan, codo con codo con la Concejalía de Juventud, con y para los jóvenes de Úbeda», puso de manifiesto.

En este sentido, Cano adelantó que el Consistorio ya está planificando nuevas actividades para los próximos meses, en colaboración con diferentes áreas, asociaciones, colectivos y empresas de la ciudad, con el objetivo de ofrecer alternativas de ocio saludable, talleres formativos y campañas dirigidas al sector joven de la sociedad ubetense.

Un juego de los 90

El secretario de la Asociación Bétula Lúdica, Francisco Almagro, destacó que el 'jugger', juego, que ayer presentaron a los niños y niñas del campamento urbano, surgió en los años 90, en Alemania, y aglutina características de deportes como el rugby, la esgrima, el hockey y otras artes. «Está basado en la película 'Sangre de los héroes», puntualizó.

Los elementos utilizados para su práctica, explicó Almagro, están hechos con goma espuma y otros materiales blandos, para que los jugadores no se dañen los unos a los otros. Se trata de una práctica deportiva en la que se requiere más táctica y estrategia que fuerza, para lograr puntuar en la base contraria, siempre manteniendo el respeto hacia el rival. «Puede parecer un juego violento, pero no es así, porque solo se marca y no se golpea, por eso es apto para todas las edades», puntualizó.

Temas

Úbeda