Buena respuesta tras el cambio de ubicación del mercado de antigüedades y coleccionismo

Uno de los puestos instalados en la plaza Primero de Mayo./ROMÁN
Uno de los puestos instalados en la plaza Primero de Mayo. / ROMÁN

Se montó en la plaza Primero de Mayo, donde seguirá el último domingo de cada mes

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El traslado del Mercado de Antigüedades y Coleccionismo 'Ubedantic' desde la plaza de Las Canteras, en el norte de la ciudad, hasta la plaza Primero de Mayo, en pleno casco histórico, fue muy bien recibido de forma generalizada tanto por vendedores como por clientes y curiosos, quienes valoraron positivamente el cambio a un entorno más propicio para este tipo de artículos, así como el cuidado de los productos en venta, buscando que la actividad sea más atractiva y reciba mayor número de expositores y de público.

De esta forma, durante la mañana del pasado domingo decenas de personas recorrieron los diferentes puestos, instalados bajo unos toldos colocados para la ocasión, buscando que la estancia en la plaza fuera lo más agradable posible. Muebles y cuadros, juguetes clásicos, cámaras, relojes, libros, discos (en vinilo, CD o casete), monedas y billetes, botellas, herramientas, todo tipo de mecanismos y un sinfín de objetos más, junto con otros productos como labores e incluso miel, estuvieron a la venta en esta actividad organizada por el área de Comercio, Industria y Artesanía del Ayuntamiento que seguirá desarrollándose el último domingo de cada mes, de nueve de la mañana a dos de la tarde.

Numerosas personas pasaron por el lugar para buscar algo concreto, ver lo que se les ofrecía o, simplemente, curiosear y a la vez recordar otros tiempos en los que muchos de los artículos en venta fueron novedad. Esto dio bastante ambiente a la plaza, que recibió a gentes llegadas desde otros puntos de la ciudad e incluso de municipios cercanos, incluyendo a los vendedores que instalaron los puestos que dieron forma a este mercado.

Con su montaje en el conocido popularmente como 'Paseo del Mercado' se busca igualmente que sea un atractivo más para los numerosos visitantes que recibe la localidad Patrimonio de la Humanidad. Por ello, buscando que sea acorde, se ha definido aún más la finalidad del mercado y los objetos a ofrecer.