El cantaor Ingueta Rubio presentó su primer disco en solitario en el marco del Festival de Música

El concierto se celebró en la Casa de las Torres./ROMÁN
El concierto se celebró en la Casa de las Torres. / ROMÁN

El público pudo disfrutar de una magnífica velada flamenca en el patio de la Casa de las Torres

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Como suele ser habitual, el Festival Internacional de Música y Danza 'Ciudad de Úbeda' ha reservado algunos espacios de su programación al flamenco, consciente de la afición que existe en la localidad al cante, al toque y al baile bien entendidos. Una de estas citas tuvo lugar en la noche del pasado domingo, eligiéndose además un marco con mucho encanto, como es el patio de la Casa de las Torres.

Se contó con la presencia del cantaor Ingueta Rubio, ganador del primer concurso del Festival Flamencos y Mestizos 'Ciudad de Úbeda' que organiza y coordina el compositor, intérprete y productor ubetense Paco Ortega. Precisamente por este hecho estuvo de nuevo ante el público ubetense, pues el premio del certamen incluye una actuación en el Festival de Música del siguiente año.

Ingueta Rubio, cantaor, guitarrista y compositor, hijo del conocido artista Miguel El Rubio y sobrino del guitarrista Camarón de Pitita, llegó a Úbeda con un nuevo disco bajo el brazo. Es su primer trabajo en solitario. Ha sido producido por Paco Ortega y grabado en el estudio Musigrama con el sello discográfico Dulcimer Songs, contando con el acompañamiento a la guitarra Kilino Jiménez. Cuenta además con una colaboración especial, la del padre del artista.

El álbum, a la venta desde hace tres meses y presente en todas las plataformas digitales, está compuesto por diez cortes entre los que hay tangos, bulerías, taranta y cartagenera, rumba, seguiriya, cantiñas, granaína, bulería, soleá y fandangos. Gran parte de ellos sonaron en el patio renacentista de la Casa de las Torres, donde se pudo apreciar el personal estilo de este cantaor. Para la ocasión contó con el acompañamiento de Paquiyo Cortés a la guitarra.