Concierto de Mara Barros en San Lorenzo

Un momento del recital en San Lorenzo./ROMÁN
Un momento del recital en San Lorenzo. / ROMÁN

Con su disco bajo el brazo, participó en las Jornadas 'Sabina por aquí'

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Con su enorme sonrisa y su infinito talento, Mara Barros volvió a encender con su voz las entrañas de San Lorenzo durante un concierto en el que despejó dudas (si es que las había) sobre el tipo de intérprete que es y defendió un disco ('Por motivos personales') plagado de detalles y matices que en directo saben a gloria. La onubense, corista de Sabina, cómplice de Varona y García de Diego en las 'Noches sabineras', se perdió de nuevo por estos cerros que ya conoce tan bien para participar una vez más en las Jornadas 'Sabina por aquí'. En concreto, su actuación formó parte del seminario 'De lo cantado y sus márgenes (III)' programado por la UNED en colaboración con Peor para el Sol y la Fundación Huerta de San Antonio, contemplando conferencias y música.

No vino sola. Se trajo al pianista Pau Álvarez y al guitarrista Borja Montenegro, dos músicos capaces de bordar cualquier repertorio y elevarlo a la categoría de arte, por mediocre que sea. No fue el caso, pues Mara Barros se trajo una libreta de canciones con letras de Antonio Martínez Ares, El Kanka, Antílopez, Keru Sánchez, Pancho Varona o el propio Joaquín Sabina, además de algunas versiones de clásicos del tango o de la copla que en su voz cobraron vida nueva.

El numeroso público asistente disfrutó así de una velada redonda en la que la música y las canciones fueron protagonistas por obra y gracia de una artista que tiene mucho que ofrecer. Porque acaricia cada estrofa, cada estribillo. Porque ama lo que hace. Y eso se nota.