Los hechos ocurrieron en la calle Vandelvira. / /ROMÁN

Condenado a 26 años de cárcel por asesinar a su pareja en Úbeda

La sentencia, como ya hiciera previamente el jurado, le absuelve de otro delito de amenazas y uno de coacciones

EUROPA PRESS

La Audiencia de Jaén ha condenado a 26 años de prisión a M.E.V., de 55 años, al que el pasado 26 de noviembre el jurado ya le declaró por unanimidad culpable del asesinato en Úbeda, en 2018, de su pareja y madre de dos de los hijos del acusado.

En concreto, según la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), se le condena a 20 años de cárcel por el delito de asesinato, otros tres años de prisión por el de amenazas y tres años más por el de maltrato habitual.

En todos los delitos el jurado contempló los agravantes de parentesco y género, y así lo recoge la sentencia que determina que «el acusado cometió el hecho contra María Ángeles por el mero hecho de ser mujer y con intención de dejar patente su sentimiento de superioridad y dominación frente a la misma».

Además, en lo que se refiere al delito asesinato, se considera probada la alevosía, aunque no el ensañamiento. La sentencia, como ya hiciera previamente el jurado, le absuelve de otro delito de amenazas y uno de coacciones.

En concepto de responsabilidad civil, la sentencia condena al acusado a indemnizar en 100.000 euros a cada uno de los cuatro hijos de la fallecida, lo que suma 400.000 euros.

Como hechos probados se señala que M.E.V. mató a María de los Ángeles de forma «totalmente sorpresiva e inesperada y sin dar opción alguna de posible defensa». Lo hizo golpeándola en la sien con una plancha de ropa, para seguidamente, ya boca abajo en el suelo, sentarse sobre ella y estrangularla hasta la muerte.

El tribunal popular asumió la postura del Ministerio Fiscal y la acusación particular ejercida por la familia de María de los Ángeles al determinar que lo ocurrido fue un asesinato, al tiempo que rechazó por unanimidad la versión de la defensa que, en todo momento, mantuvo que el acusado la mató en legítima defensa.

La hija de María de los Ángeles declaró en el juicio que su madre, durante el tiempo que fue pareja del acusado, sufrió «palizas de muerte», amenazas, insultos y humillaciones. En todo momento se refirió al acusado como «un monstruo» que les hizo vivir «un infierno» tanto a su madre como a sus hermanos porque ellos eran testigos de todo lo que ocurría.

La hija que declaró en el juicio es la misma que cuando murió su madre interpuso una denuncia contra el acusado por agresiones sexuales continuadas desde que ella tenía ocho años y hasta que cumplió 15 años, caso que ya fue juzgado en la Audiencia de Jaén y que se saldó con una condena de prisión de 15 años, que está recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

La Policía Científica descartó pericialmente que las seis lesiones por arma blanca que presentaba el acusado fueran fruto de un forcejeo con la víctima y concluyó que éstas fueron autoinflingidas por el propio acusado a la hora de reforzar su coartada de haber matado en defensa propia a María de los Ángeles.

Por eso la sentencia señala que el acusado, tras asesinar a María de los Ángeles, «cogió un cuchillo de la propia cocina, causándose seis lesiones en la parte lateral izquierda de su abdomen, así como tres cortes en la camiseta que portaba, depositando el cuchillo al lado del cuerpo sin vida de María de los Ángeles».

«El acusado no actuó nunca en defensa de su integridad física puesto que fue él quien atacó de forma sorpresiva a María de los Ángeles causándole la muerte, anulando cualquier posibilidad de defensa de ésta», apunta la sentencia, que no es firme y puede ser recurrida en apelación ante el TSJA.