Entrega de lo recaudado a ALES.

Diversión navideña con un componente benéfico

Las jornadas solidarias de la Ciudad de los Niños y la pista de patinaje recaudaron fondos para ALES y los damnificados de La Palma

ALBERTO ROMÁN Úbeda

Como todos los años, tanto la Ciudad de los Niños instalada en el patio trasero del Hospital de Santiago como la pista de patinaje sobre hielo que estuvo funcionando en la carpa de la plaza de toros, contemplaron algunas actividades y jornadas solidarias con las que se recaudó dinero para para un colectivo que trabaja en favor de los demás. De esta forma, el público, además de divertirse durante las navidades montando en las distintas atracciones o patinando, pudo colaborar con una causa justa.

En este caso, existieron dos destinatarios concretos, aunque en realidad aglutinan a decenas de personas. Por un lado, la Asociación Ales para la Lucha contra las Enfermedades de la Sangre (ALES), colectivo sin ánimo de lucro que está formado por madres y padres de niños con cáncer, y por otro lado, las personas damnificadas por el volcán de La Palma, que ahora se esfuerzan por rehacer sus vidas y regresar a la normalidad.

El concejal de Festejos, Jerónimo García, junto al empresario de la Ciudad de los Niños y de la pista de hielo, Federico Gaitán, procedieron a la entrega del dinero recaudado durante los días solidarios y agradecieron la aportación de tantas personas que quisieron colaborar. En concreto, Ales recibió 475 euros recaudados en la pista de patinaje y a la entidad que trabaja con los afectados de La Palma se derivaron 368 euros obtenidos en la Ciudad de los Niños.

Finalizó así la campaña navideña en estas dos instalaciones que, como es habitual, contaron con el respaldo del público pese a las malas condiciones meteorológicas vividas durante algunas jornadas. También a pesar de la pandemia, frente a la cual se tomaron diferentes medidas de prevención para evitar contagios.

En la plaza de toros, grandes y pequeños pudieron practicar el patinaje, con mayor o menor destreza, experimentando la sensación de deslizarse sobre el hielo. Y en el patio trasero del Hospital de Santiago hubo diferentes atracciones, camas elásticas e hinchables, así como talleres de manualidades en algunos momentos puntuales.

Temas

Úbeda