Mucho más que una exposición de piezas de barro y vidrio

Dos alumnas explican algunos de los materiales y herramientas que utilizan./ROMÁN
Dos alumnas explican algunos de los materiales y herramientas que utilizan. / ROMÁN

Alumnos de FPB del Francisco de los Cobos muestran en San Lorenzo los trabajos realizados en clase

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La iglesia de San Lorenzo acoge en estos días y hasta el próximo 16 de junio la exposición 'Creando horizontes con barro y vidrio', en la que se pueden ver trabajos de los alumnos de Formación Profesional Básica (FPB) del IES Francisco de los Cobos. La muestra ha sido organizada por el centro ubetense y por el programa educativo Innicia Cultura Emprendedora, con la colaboración de la Fundación Huerta de San Antonio, responsable de la recuperación para la cultura del citado templo.

Según sus responsables, con esta exposición se cuenta la gran historia de un hermoso descubrimiento: «la importancia que en toda creación tiene la actitud con la que nos enfrentamos a ella». También las pequeñas historias personales que encierran cada una de las obras de arte mostradas, historias que hablan de lucha y superación, de una íntima tensión entre la idea y los nuevos materiales que deben darle forma.

Todo surgió de una forma muy natural, en el desarrollo de un curso de alfarería y vidrio. Es esta una especialidad que aprende el alumnado a lo largo de diferentes módulos profesionales y cuya formación se completa en aquellos talleres de cerámica y vidrio que colaboran con el centro educativo de forma desinteresada. En las clases, que comenzaron con humildad, los participantes fueron descubriendo la enorme magia que encierra el proceso de creación de una obra de arte y lo profundamente ligado que está a la construcción del propio ser. Y es que, la actitud que cada cual vierte en una pieza de barro o de vidrio, modelada con las manos, es también una actitud ante la vida, un deseo profundo por crear un horizonte de luz.

Para descubrir todo lo que sucede clase a clase, pieza a pieza, basta con ver a los propios alumnos recorriendo la exposición y explicando los procesos, los materiales y los modos, orgullosos del resultado y de poder mostrarlo. También ocurre con los profesores responsables, que igualmente han volcado mucho en el proyecto. Junto a las obras se pueden ver igualmente herramientas, moldes, materiales y otros utensilios utilizados en el trabajo diario.