Una extracción multiorgánica en el hospital de Úbeda permitió tres trasplantes

Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda./
Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda.

El gerente del centro destacó el trabajo realizado por los profesionales para posibilitar la donación de dos riñones y un hígado

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda realizó una extracción multiorgánica que posibilitó la donación de tres órganos, dos riñones y un hígado. Fue posible gracias al trabajo de los profesionales sanitarios que estuvieron dirigidos por el coordinador de trasplantes del centro sanitario ubetense, Álvaro Ferrezuelo.

El hospital de Úbeda hizo esta nueva extracción de órganos para su trasplante después de las dos que se realizaron en 2017. Su director gerente, Cesáreo Granados, destacó la labor realizada por todos los profesionales implicados para que esta extracción multiorgánica culminara con éxito, pudiendo así mejorar la vida a otras personas.

En este sentido resaltó la profesionalidad y la cooperación de los facultativos, del personal de enfermería, auxiliares de enfermería, celadores y personal de limpieza, para que la extracción multiorgánica permitiera tres trasplantes unas horas más tarde. Por último, el director gerente mostró su agradecimiento a la familia por aceptar la donación de órganos. «Con esta decisión, con esta donación, la familia ha permitido que su gesto se traduzca en vidas salvadas», subrayó.

La tendencia a la donación de órganos en los últimos diez años en Andalucía ha ascendido de forma considerable. A ello se ha sumado la importante disminución en cuanto al número de negativas de los familiares, lo que muestra, además del gran esfuerzo del equipo, la responsabilidad y solidaridad de la población.

Los hospitales públicos de la provincia de Jaén han registrado más de 270 donaciones de órganos en los últimos 20 años, que han permitido realizar 660 trasplantes. Todo en su conjunto obedece también a las campañas de información y concienciación de la importancia de este acto altruista y de generosidad, tanto a nivel local, como autonómico y nacional.

El perfil del donante de órganos presenta cada vez mayor edad y continúa modificándose de forma progresiva. Esto se debe, fundamentalmente, a la disminución de los donantes fallecidos como consecuencia de traumatismos craneoencefálicos ocasionados por accidentes de tráfico, que suelen ser personas jóvenes, y al aumento de los donantes cuya causa de muerte es un accidente cerebral vascular que habitualmente son personas de edad avanzada.

Para poder convertirse en donante de órganos o tejidos es fundamental manifestarlo a los familiares o al entorno. Desde la puesta en marcha, en mayo del 2004, del Registro de Voluntades Vitales Anticipadas, cualquier ciudadano puede dejar constancia en el mismo, entre otros aspectos, de su voluntad de ser donante de órganos y tejidos. Este registro es de obligada consulta y debe ser respetado obligatoriamente por los responsables de la atención sanitaria del paciente.