Falleció Antonio López García-Gasco, el constructor de edificios en miniatura

Antonio López García-Gasco ante su maqueta del Hospital de Santiago./ROMÁN
Antonio López García-Gasco ante su maqueta del Hospital de Santiago. / ROMÁN

Sus grandes joyas fueron las reproducciones del Hospital de Santiago y del Palacio de las Cadenas de Úbeda

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El lunes falleció Antonio López García-Gasco, quien logró concentrar toda la grandeza de Úbeda un sus extraordinarias maquetas, realizadas artesanalmente en piedra natural. Un buen hombre, amable y apasionado, humilde y sencillo, que encontró de forma tardía (más vale tarde que nunca) su afición por la construcción de reproducciones a escala de edificios (todo tipo de iglesias, casas antiguas y monumentos). Construcción, sí. Porque con enorme paciencia, los iba levantando piedra a piedra, elemento a elemento, plasmando hasta el más mínimo detalle con una fidelidad inusitada.

Para conseguir un resultado tan realista realizaba previamente un estudio minucioso de cada inmueble a reproducir, documentándose y visitando personalmente los lugares en cuestión. Respecto a los materiales y elementos, salvo los básicos consistentes en pequeñas piedras y tejas, él mismo los creaba con grandes dosis de imaginación para que fueran idénticos a los originales. Así, no extraña que alguna de sus obras precisara más de dos años de dedicación.

La inspiración le llegó con la jubilación tras muchos años de trabajo como tornero fresador y ajustador. Comenzó tras una convalecencia y sus primeras obras a escala fueron dos casitas, de campo y de alta montaña, que le ayudaron a recuperarse durante un postoperatorio. Después fue atreviéndose con proyectos más complejos hasta desembocar en sus grandes joyas, el Hospital de Santiago y el Palacio de las Cadenas de Úbeda.

Ambas obras, junto a otras, estuvieron expuestas del 14 de diciembre de 2018 al 2 de enero de 2019 en el Centro de Artesanía de Murcia, su última exposición. En Úbeda aún es recordada la muestra que protagonizó del 20 de junio al 15 de octubre de 2014 en una de las salas del propio Hospital de Santiago, recibiendo cientos de visitas.

Descanse en paz quien siempre brindó un trato impecable a IDEAL, contagiando a este redactor la pasión que ponía en lo que hacía. Vaya nuestro más sincero pésame a sus familiares y amigos.

Temas

Úbeda